Cómo elegir macetas y jardineras adecuadas para tus plantas

Publicado en 19/06/2022 por Desi

Muchas veces, tomamos una maceta o una jardinera sin pensar demasiado en ello solamente por su belleza. Sin embargo, es importante tanto para la salud de la planta como para la estética de nuestro entorno de vida elegir adecuadamente uno y otro. Por esto hoy le ofrecemos la respuesta a la pregunta de cómo elegir macetas y jardineras adecuacuadamente.

¿Cómo elegir macetas para plantas?

ideas de jardineras para cactus

¿Cómo elegir el tamaño de una maceta o jardinera?

El tamaño de tus macetas determinará el crecimiento y volumen de las plantas que puedes plantar allí. En efecto, cuanto más pequeña sea la maceta, menos podrá desarrollarse la planta porque sufre más rápidamente la desecación del sustrato, las variaciones de temperatura y la falta de nutrientes. Desde el primer trasplante, después de la compra, planifique una maceta más grande de un tercio que la original.

Para pequeñas plantas perennes, bulbos y plantas anuales, elegirá macetas de 12 a 30 cm de profundidad. Los bulbos, plantas enanas y plantas aromáticas se contentarán con poca profundidad pero preferirán entre 20 y 30 cm para las demás. El ancho de la maceta te permitirá sobre todo hacer composiciones. Una maceta grande puede albergar más plantas, mínimo 20 cm en este caso. Ejemplos de plantas adecuadas: capuchina, ageratum, impaciencia, ciclamen, plantas alpinas o suculentas, begonia, petunia.

ideas para a;adir interes al jardin

Para plantas perennes grandes, arbustos y arbustos pequeños, plantas trepadoras o colgantes, las macetas de 50 cm en todas las direcciones son más adecuadas. Ejemplos: geranio perenne, hosta, deutzia, cítricos, verbena, surfinia, clemátide, adelfa. También puedes instalar allí plantas de hortalizas: pimientos, tomates.

Para los arbustos, la maceta debe medir al menos 60 cm de profundidad y 50 cm de diámetro.

Para los árboles, elige jardineras específicas. Deben, además de un tamaño considerable, tener una forma que asegure una buena estabilidad, porque la resistencia al viento de un árbol es importante.

ideas para decorar la pared

Algunos ejemplos de cómo elegir macetas segun la planta:

¿Qué maceta elegir para una canna? A la canna enana le irá bien en una maceta poco profunda.

¿Qué maceta elegir para un hibisco? Elige un modelo lo suficientemente grande porque tiene un crecimiento vigoroso.

¿Qué maceta elegir para una pino pequeño? Sus raíces son pequeñas y pocas, por lo que no necesita una maceta grande, de unos 15 cm de diámetro.

¿Cómo elegir una maceta para una rosa trepadora? Preferirás un tanque de 50 a 80 cm de profundidad y de 30 a 40 cm de ancho.

Cómo elegir macetas blanca simple

¿De qué material elegir tus macetas?

Cómo elegir macetas segun el material. El material de una maceta es importante de varias maneras:

Peso: la disposición de balcones y terrazas debe respetar un cierto peso. Encontrará esta información en las reglas de condominio del edificio, pero generalmente la carga autorizada es de 350 kg (cuidado con los edificios antiguos). Sin embargo, al peso de la maceta hay que añadirle la tierra, la capa de drenaje, el agua de riego y las plantas. Todo puede ser muy pesado, por ejemplo una jardinera de 80 x 40 x 40 puede llegar a pesar unos 190 kg cuando está llena si está hecha de un material demasiado pesado.

jardineras con detalle dorado

Aislamiento: uno de los puntos débiles de las macetas es que las plantas están más sujetas a las diferencias de temperatura que en el suelo.

Resistencia a los rayos UV: esto es importante para todas las macetas expuestas al sol, ya sean de interior o de exterior. De hecho, los rayos UV pueden modificar el color original de la maceta, o incluso debilitarlo.

Cómo elegir macetas de piedra en el jardin

Plástico (o fibra de vidrio)

Este material es muy ligero, se recomienda para terrazas y balcones. Además, una maceta semejante es más fácil de mover.

Es de fácil mantenimiento, basta una pasada con una esponja húmeda para limpiarlo.

Es sólido, resistente a caídas y golpes.

No teme a las variaciones de temperatura.

Es el material más económico.

Los colores suelen ser brillantes, pero el plástico viene en todos los colores posibles.

Evita instalar plantas demasiado grandes o demasiado altas si están expuestas al viento, la maceta se volcaría pronto.

El sol puede decolorarlo.

El plástico es un material totalmente impermeable, que impide que el aire y el agua circulen por las paredes.

No es muy aislante, las plantas están totalmente expuestas a las heladas y al calor.

Cómo elegir macetas minimalistas para interior

Plástico reciclado

Dotadas de las mismas ventajas que el plástico clásico: solidez, ligereza, facilidad de mantenimiento, las macetas de plástico reciclado tienen cierto interés en términos de protección del medio ambiente. De hecho, es a partir de residuos plásticos que se fabrican estos contenedores para sus plantas, tanto de interior como de exterior.

jardineras modernas como elegir

Resina rotomoldeada

Muy ligera, esta resina ofrece un buen equilibrio de volúmenes.

Ofrece múltiples tipos de acabados, lo que facilita su uso en todos los estilos de ambiente, desde los más clásicos hasta los más de diseño.

Los modelos de doble pared ofrecen muy buen aislamiento, tanto del frío como del calor.

La resina se tiñe en la masa, por lo que no se decolora con el tiempo.

De muy fácil mantenimiento, los maceteros de resina rotomoldeada se pueden limpiar con agua.

Este material es totalmente reciclable.

Las macetas de resina son relativamente caras.

Al igual que el plástico, este material es muy impermeable y por tanto no permite la oxigenación de las raíces.

jardineras negras grandes para el jardin

Las macetas de madera

La madera ofrece un aspecto muy natural a su decoración exterior.
Se puede pintar fácilmente para darle un aspecto más moderno o simplemente colorearlo.
Conocida por ser un excelente aislante, la madera resiste tanto las heladas como el calor y protege eficazmente las raíces.
Tratado en autoclave, su maceta de madera se vuelve imputrescible y por lo tanto no corre el riesgo de pudrirse debido a la tierra aún húmeda.
Es el único material que puede constituir contenedores lo suficientemente grandes como para acomodar un árbol.
Si no está tratado en autoclave, será obligatorio revestirlo interiormente con una lona u otro material que lo aísle del soporte para evitar que se pudra.
Su color original cambiará rápidamente si está al aire libre. Una mancha puede proporcionar protección contra el clima.