Productos de limpieza que nunca debes mezclar para asear tu hogar – Descubre lo que no debes hacer

Publicado en 4/03/2022 por Alejo

Puede que para algunas personas sea buena idea mezclar diferentes productos de limpieza para obtener el doble de los beneficios. Sin embargo, muchos productos de limpieza contienen químicos que, cuando se mezclan con otros químicos de un producto diferente, pueden crear algo tóxico. Pero antes de intentar combinar cualquier cosa que encuentres en tu gabinete debajo del fregadero de la cocina, es importante comprender qué ingredientes o productos nunca se deben mezclar.

productos de limpieza que no se deben mezclar

Productos de limpieza que nunca debes mezclar

Bicarbonato de sodio y vinagre

productos de limpieza no mezclar bicarbonato vinagre

El bicarbonato de sodio y el vinagre pueden ser alternativas maravillosas y muy económicas a los productos de limpieza del hogar por sí solos, pero juntos no son el mejor equipo. Debido a que el bicarbonato de sodio es básico y el vinagre es ácido, combinarlos da como resultado principalmente agua, que por supuesto no es tóxico, pero tampoco es una fuente inagotable de limpieza.

Agua oxigenada y vinagre

productos de limpieza no mezclar agua oxigenada vinagre

El peróxido de hidrógeno solo, se consideran excelentes ingredientes de limpieza naturales, pero cuando se combina con el vinagre pueden dar como resultado ácido paracético. Si bien la combinación desinfectará, también puede ser corrosiva.

Amoníaco y lejía

productos de limpieza no mezclar amoniaco lejia

Estos dos ingredientes se encuentran en muchos productos de limpieza, así que debes asegurarte de revisar las listas de ingredientes de tus botellas antes de mezclarlos. Ten en cuenta que la inhalación de los vapores que estos dos productos juntos producen, puede provocar daños respiratorios y quemaduras en la garganta.

Vinagre y lejía

productos de limpieza no mezclar vinagre lejia

A pesar de que la combinación es un buen desinfectante, cuando se combinan, estos productos de limpieza comunes son un no rotundo. El ácido del vinagre libera vapores tóxicos de cloro y cloramina cuando se agrega a la lejía. Debes evitar esta combinación ya que además causa quemaduras químicas en los ojos y los pulmones.

Lejía y alcohol isopropílico

no mezclar lejia con alcohol isopropílico

La lejía y el alcohol isopropílico producen cloroformo, y ya sabrás que esto es utilizado para noquear a las personas como seguramente habrás visto eso muchas veces en las películas. Aunque es posible que no te desmayes, de igual manera no se recomienda limpiar con esta combinación.

Combinar diferentes productos de limpieza de drenaje

no mezclar diferentes limpiadores de drenaje

Sin duda alguna, hay algo satisfactorio en tirar el limpiador de desagües en un fregadero obstruido. Pero si la obstrucción no se está rompiendo, es posible que vuelvas a la tienda de tu localidad por más. Solo debes recordar comprar el mismo tipo que colocaste en tu fregadero la primera vez. Mezclar diferentes limpiadores de desagües puede provocar la liberación de cloro gaseoso e incluso provocar una explosión.

Quitamanchas de moho y lejía

no mezclar quitamanchas de moho con lejia

El quitamanchas de moho contiene ácido que cuando se combina con lejía, produce cloro gaseoso. Así que considera evitar la irritación de los ojos, la nariz, la garganta y los pulmones que esta combinación provoca.

Blanqueador y limpiador de inodoros

no mezclar blanqueador limpiador de inodoros

La mezcla de un limpiador de inodoros de base ácida con lejía es muy perjudicial para la salud. Esto libera humos tóxicos que pueden causar problemas respiratorios y ojos llorosos.

Vinagre y jabón de castilla

no mezclar vinagre con jabon de castilla

Puede que no sea una combinación tan peligrosa, pero sin duda es ineficaz. El jabón de Castilla es un jabón fino, duro, hecho con aceite de oliva e hidróxido de sodio. La combinación de vinagre y jabón de Castilla simplemente crea una mezcla espesa y aceitosa, ya que el ácido del vinagre se descompone con el jabón de Castilla.

Productos de limpieza para hornos y blanqueador

no mezclar limpiador blanqueador de hornos

La lejía a menudo se considera la mejor opción para realizar todo tipo de trabajos de limpieza, pero hay muchas cosas con las que no se deben mezclar, y el limpiador de hornos es una de ellas. La combinación puede producir cloro gaseoso, lo que provoca irritación de los ojos, la nariz, la garganta y los pulmones, por lo que debes evitar.

Detergente para platos y blanqueador

no mezclar detergente para platos con blanqueador

Muchos detergentes para platos en el mercado hoy en día, agregan amoníaco para aumentar el poder de limpieza. Si se usa en combinación con lejía, la reacción dará como resultado la formación de gases tóxicos.

Lejía y jugo de limón

no mezclar lejia con jugo de limón

es obvio que si los productos de limpieza comerciales ácidos al mezclarse con la lejía va muy mal, una simple adición de jugo de limón ácido también lo hace. Evita el resultado nocivo del cloro gaseoso eligiendo uno u otro.

Limpiacristales y blanqueador

no mezclar limpiacristales con blanqueador

Mezclar lejía con limpiacristales libera gases tóxicos y produce sustancias químicas muy tóxicas. Uno de los ingredientes de la mayoría de los limpiacristales es el amoniaco. La combinación de amoníaco y el ingrediente principal de la lejía, el hipoclorito de sodio, produce vapor de cloramina, lo cual es perjudicial.

Vinagre y agua en pisos de madera

no mezclar vinagre con agua en pisos madera

Puede que no sea peligroso, pero la combinación de vinagre y agua para limpiar los pisos de madera podría ser costosa. El vinagre es ácido y puede dañar el acabado de tu piso, dando como resultado una apariencia opaca. Además, una solución de vinagre y agua para limpiar es principalmente agua y, si bien la combinación funciona para otras superficies, puede provocar daños por humedad en los pisos de madera.

Desinfectantes y detergente

no mezclar desinfectantes con detergente

Mezclar un desinfectante que usa amoníaco con un limpiador espumoso, puede parecer la combinación perfecta para duplicar la eliminación de la suciedad, pero en realidad resulta todo lo contrario, ya que esta combinación neutraliza el desinfectante.

Productos de limpieza de drenaje y blanqueador

no mezclar limpiador-de drenaje con blanqueador

El limpiador de desagües combinado con lejía puede producir cloro gaseoso, que puede tener efectos duraderos que en última instancia pueden requerir tratamiento médico. Así que es mejor que mantengas tus ojos, nariz y pulmones a salvo del humo tóxico evitando esta mezcla.

Mezclar diferentes marcas de productos de limpieza

no mezclar diferentes marcas de limpiadores

Con todas las combinaciones mencionadas anteriormente, es mejor evitar usar diferentes productos de limpieza a la vez. Debes tener siempre en cuenta que la mezcla podría causar irritación o provocar un problema médico. Incluso pueden neutralizarse entre sí. Así que evita reacciones químicas peligrosas y simplifica las cosas con solo uno de cada producto de limpieza a mano.

Blanqueador con otros productos de limpieza

no mezclar blanqueador con otros limpiadores

Ya sea que se trate de un limpiador de vidrios, detergente para lavavajillas, limpiador de inodoros, limpiador de pisos, limpiador de madera y demás, la combinación de lejía con otros productos de limpieza puede resultar en la producción de cloro gaseoso, lo que resulta en graves problemas respiratorios y oculares. Así que si debes utilizar lejía, trata de utilizar el producto solo.