Cómo utilizar los electrodomésticos de planchado de forma inteligente

Publicado en 8/07/2022 por Malvina

La subida del precio de la luz nos ha afectado a todos, y por ello cada día se buscan maneras más innovadoras de ahorrar en la factura de la luz. Uno de los electrodomésticos más utilizado es sin lugar a dudas, la plancha. Unos la odian otros la aman, sea cual sea tu caso, lo cierto es que siempre tienes que recurrir a ella. Por ello, hoy vamos a presentarte los mejores trucos para que ahorres al planchar tu ropa.

electrodomésticos de planchado

Trucos para ahorrar en la factura de la luz a la hora de planchar

Para tener lo máximo de información posible, hemos hablado con Jaime, un friki de todo lo relacionado con el planchado y responsable de tuplancha.com. Jaime nos comenta, como experto en la materia, que el ahorro comienza desde el momento que elegimos el electrodoméstico. Esto es debido a que no es lo mismo una plancha de vapor que una plancha vertical. Las primeras consiguen unos acabados mucho más profesionales aunque gastan más energía, mientras que las segundas consiguen quitar las arrugas superficiales, pero también sirven para airear y desinfectar los tejidos, y todo ello gastando menos energía.

¿Cuál es la plancha con la que se ahorra más en la factura de la luz?

Como ya se ha mencionado anteriormente, una de las mejores maneras de ahorrar es optando por una plancha vertical, ya que consume menos energía. Es ideal para desinfectar los tejidos y es verdaderamente ideal sobre todo para camisas, porque con ella llegas hasta las zonas más difíciles de planchar. Además, la velocidad de planchado es realmente rápida, en un periquete tendrás tus prendas planchadas. Pero claro, todo tiene sus pros y sus contras, y es que cuando la prenda es de tejido más grueso o simplemente sea difícil de planchar, la plancha vertical no podrá eliminar del todo esas arrugas más profundas o más difíciles.

Centros de planchado y planchas convencionales – Electrodomésticos de planchado

Si lo que buscas es un acabado mucho más profesional y combatir las arrugas mucho más difíciles, desde luego las planchas convencionales o los centros de planchado es lo ideal para ti.  Aunque, la calidad de planchado de estos electrodomésticos es a consecuencias del mayor gasto de energía. Pero ello no es necesariamente así siempre, si al comprar el electrodoméstico te decantas por un modelo que incluya el modo Eco y tenga una eficacia energética de al menos A+, tu plancha de ropa te dará muchos menos sustos en la factura de la luz.

Otra manera de ahorrar con la plancha convencional, es adaptando los grados de la plancha al tejido. Muchas veces se cree que por planchar a la mayor temperatura que permite la plancha, esta planchará mucho mejor, pero no es para nada así. Cada tejido precisa de una temperatura concreta para unos óptimos resultados, y además de esta manera ahorrarás en la factura de la luz.

Como ves, con pequeños trucos, podemos conseguir ahorrarnos un buen pellizco en la factura de la luz, y más ahora con la llegada del calor.