¿Cómo poner tu casa a punto (¡aun siendo autónomo!)?

Publicado en 11/06/2021 por Alejo

autónomo trucos para ahorrar

Todos los sabemos: ser autónomo es un reto. Y lo es no sólo porque nuestro día a día se convierte en una prueba continua de si estamos a la altura, sino porque es difícil sacar tiempo y energía para dedicarnos a nosotros mismos, a nuestros seres queridos y a nuestras tareas no laborales. Y a eso hay que sumarle que hay una carga fiscal importante y una regulación poco beneficiosa para este tipo de trabajadores. En este artículo te daremos algunos trucos para poder ser un autónomo con algo de margen para poder invertir en la decoración y el diseño de tu hogar (o en lo que quieras).

Trucos para ahorrar

Dependiendo de a lo que te dediques, siendo autónomo necesitarás tener acceso a determinados materiales, maquinarias y equipos. En este sentido existen ciertas pautas, como intentar reutilizar lo máximo posible nuestro material o los materiales usados que nos encontremos para sacarles el máximo partido y ahorrar dinero. Si necesitamos un vehículo, podemos optar por las nuevas opciones de renting autónomos, que nos permiten elegir un coche y disfrutarlo como si fuera propio sin tener que preocuparnos por cuestiones como seguros, mantenimiento y revisiones, impuestos, ITVs, asistencia en carretera, etc. No tendremos ni entrada ni cuota final, por lo que nuestra liquidez no se verá afectada. Si optamos por los nuevos formatos disponibles, el trámite se realizará a través de un proceso online cómodo y sencillo. Y lo más interesante de todo, podremos compartir nuestro coche con otras personas los días que no lo utilicemos, siempre que queramos. Esto nos permitirá contar con unos ingresos extra para pagar la cuota o para invertir en nuestro negocio. Además, estaremos contribuyendo a cuidar el planeta, maximizando el uso de los recursos disponibles. Sin duda, el futuro.

Organización: una cuestión clave

Una buena capacidad de organización (tanto de nuestras cuentas como de nuestro tiempo y nuestras tareas), es una cuestión clave a la hora de sacar el máximo rendimiento a nuestras actividades. Nos permitirá ser más eficientes y prácticos, y con ello abrirá un espacio para que podamos dedicarnos a nuestras propias actividades. Existen cada vez más herramientas tecnológicas que nos pueden ayudar en este propósito, aunque no podemos olvidar que debemos ser realistas y aceptar solamente los trabajos que sepamos que podemos realizar. Es mejor siempre reducir nuestra carga y ofrecer una calidad elevada que tratar de llenarnos las agendas de tareas y proyectos que no sabemos si podremos llevar a cabo.