Superalimentos – ¿Qué son exactamente y por qué son tan importantes?

Publicado en 28/08/2019 por Mila

plato superalimentos desayuno

La moda de los superalimentos

Cuando llega el verano, optimizamos nuestra alimentación con el fin de reducir los niveles de grasa y así poder lucir un cuerpo bonito y saludable, y la mejor forma de hacerlo es introduciendo los denominados superalimentos en nuestra dieta, los cuales nos acercarán un poco más a nuestros objetivos.

Pero, ¿qué son estos alimentos cada vez más de moda? ¿qué los hace tan especiales como para recibir el calificativo “súper”? A lo largo de este artículo vamos a intentar despejar algunas dudas sobre este tipo de alimentos.

¿Qué son los superalimentos?

Básicamente, son alimentos saludables y ricos en nutrientes que aportan grandes beneficios a nuestro organismo y a nuestra salud general. Son ricos en fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes o enzimas entre otros micronutrientes, y también los hay que contienen generosas cantidades de proteína, un nutriente esencial en nuestra dieta.

¿Cuál es su origen?

Los superalimentos datan de hace miles de años; algunos fueron descubiertos hace unos 15.000 años, otros más recientes hace apenas 1.000 años y, otros directamente no se conoce su fecha de descubrimiento, lo que quiere decir que ya estaban aquí antes que nosotros.

Generalmente son de origen vegetal, aunque algunos de los superalimentos como el huevo son de origen animal y datan de la mismísima prehistoria.

De la prehistoria datan otros superalimentos de origen vegetal como la manzana o la remolacha, entre otros muchos alimentos vegetales como algunas frutas, verduras, raíces, hojas o semillas.

¿Por qué son tan populares?

que son los superalimentos

Su popularidad nace del gran valor nutricional que presentan, aunque hay quién asegura que son un mito que nace de las estrategias de marketing y las redes sociales.

Lo cierto es que la mayor parte de alimentos que constituyen una alimentación saludable se acercan al calificativo de superalimento, pero, realmente no todos lo son. Aun así, la lista es muy amplia, por eso, a continuación, haremos un repaso de los 6 superalimentos más de moda en verano.

Los 6 superalimentos más de moda en verano

1. Aguacate

superalimento aguacate

Esta deliciosa fruta de textura cremosa no siempre ha tenido buena fama, de hecho, hasta hace pocos años estaba totalmente demonizado por su alto contenido de grasa. Pero, gracias a los avances en el campo de la nutrición moderna, se ha descubierto que sus grasas son “buenas” y totalmente recomendadas para la salud.

Originario de América Central, su cultivo data de hace unos 10.000 años y es una gran fuente de grasas insaturadas, fibra, vitaminas, minerales e hidratos de carbono. 

Uno de sus mayores beneficios es que puede ayudar a reducir el colesterol malo (LDL) gracias a su alto contenido de grasas insaturadas y, además contiene ácido oleico, un tipo de grasa monoinsaturada que ayuda a combatir el colesterol malo y a aumentar los niveles de colesterol bueno, lo cual lo convierte en un gran refuerzo para la salud del corazón

Por otra parte, es un fantástico alimento para deportistas gracias a su alto contenido de minerales como potasio y magnesio y vitaminas del grupo B entre otras. También actúa como antioxidante, frenando los daños producidos por los radicales libres. Tanto es así, que es muy utilizado en el mundo de la cosmética para mejorar el estado de la piel, pelo y uñas.

2. Quinoa

semillas quinoa

Su cultivo data de hace unos 7.000 años aproximadamente y sus beneficios y propiedades son tantos que podríamos pasar días hablando sobre ello; de hecho, es uno de los alimentos más completos de la historia y uno de los denominados alimentos del futuro.

Es alta en proteínas de gran calidad (contiene todos los aminoácidos esenciales), fibra, vitaminas y minerales, lo que la hace ideal para veganos y deportistas. Además, su índice glucémico bajo y la ausencia de gluten la hacen ideal para diabéticos y celíacos.

La calidad de las proteínas de la quinoa es tal que se le compara con la carne, ya que la proteína de la quinoa contiene todos los aminoácidos esenciales al igual que la carne, lo que la hace un sustituto de esta ideal para veganos y vegetarianos.

Su alto contenido de fibra favorece las digestiones, mantiene la sensación de saciedad durante más tiempo y, además, favorece el tránsito intestinal ayudando a evitar el estreñimiento.

También es rica en grasas poliinsaturadas (grasas buenas), las cuales ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y a mantener el corazón en un estado óptimo de salud.

Originaria de los países andinos, normalmente se le incluye en el grupo de los cereales debido a su parecido físico, su forma de consumirlo y su composición, pero no es un cereal; de hecho, es mucho más completo y está realmente catalogada como semilla.

3. Huevo

huevo duro

Dentro de los superalimentos de origen animal encontramos el huevo, que como ya hemos visto más arriba, data de la prehistoria. Es un alimento muy rico en nutrientes de calidad como proteínas, grasas insaturadas (grasas buenas), colina, aminoácidos, antioxidantes, vitaminas y minerales.

Aunque hasta hace poco tiempo era otro de los alimentos totalmente demonizado por su presunta mala calidad nutricional y su alto contenido de colesterol, llegando incluso a reducir su consumo a entre 1 y 3 huevos a la semana, recientemente ya nos empiezan a llegar noticias de que se puede consumir hasta un huevo al día sin efectos negativos en el colesterol.

Sus beneficios son muchos gracias a su alto valor nutricional, pero quizá los más relevantes son que ayuda a combatir el colesterol malo (LDL), puede ayudar a perder peso dentro de un estilo de vida saludable y activo gracias a su contenido de grasas insaturadas y proteínas, y es una magnífica fuente de combustible para deportistas y personas activas que llevan un estilo de vida saludable.

4. Semillas de chía

semillas chia

Procedentes de México y Guatemala, estas semillitas aparentemente inofensivas son una auténtica bomba nutricional. Contienen proteínas, fibra, antioxidantes, ácidos grasos Omega 3, vitaminas, minerales e hidratos de carbono. Pese a su reducido tamaño, es uno de los mejores superalimentos.

Creciendo de forma natural en sus lugares de origen, las semillas de chíao Salvia Hispánica (por su nombre científico) ya eran consumidas por los nativos centroamericanos hace varios miles de años, cuando los mismísimos aztecas ya las consumían como una parte importante de su dieta. 

Entre sus muchos beneficios encontramos que ayudan a bajar de peso gracias a su alto contenido de proteínas, ácidos grasos Omega 3 y a su alto poder saciante, favorecen el tránsito intestinal gracias su alto contenido de fibra, contribuyen al cuidado de los músculos (de nuevo gracias a su cantidad de proteínas), refuerzan el sistema inmune gracias a su más que generosa cantidad de vitaminas y minerales, ayudan a combatir los radicales libres gracias a su poder antioxidante y un largo etc.

Personalmente recomiendo las semillas de chía que se encentran en la tienda online Myprotein por su relación calidad precio. 

Las semillas de chía se pueden consumir tanto en su estado natural para acompañar ensaladas, batidos, cremas e incluso para condimentar tus platos favoritos, o se pueden mezclar con agua para transformar su textura en una especie de gel que podrás tomar simplemente así, o añadirlo a todo tipo de comidas y recetas para mejorar su sabor y calidad nutricional.

5. Espirulina

superalimento espirulina

Procedente de las aguas tanto dulces como saladas, la espirulina es uno de los mejores superalimentos que podemos encontrar y, gracias al grandísimo movimiento vegano que vivimos hoy en día y que está en pleno auge, este tipo de alga y otros muchos se están empezando a introducir en nuestra alimentación diaria.

La espirulina es una de las formas de vida más antiguas que conocemos, de hecho, hablamos de que data de hace unos 3.500 millones de años. Ha llegado a la actualidad en su estado originario resistiendo todo tipo de adversidades; es más, sobrevive en aguas dulces, saladas e incluso volcánicas.

Es un alimento muy rico en nutrientes: contiene una gran cantidad de proteínas, vitaminas y minerales, enzimas, ácidos grasos esenciales, antioxidantes y un largo etc. Los aztecas ya la consumían como alimento energizante para afrontar largos periodos de hambruna y para alimentar a los guerreros y mensajeros que pasaban días enteros viajando a pie sin otro alimento que no fuera ese.

En la actualidad, además de consumirse como alimento se consume como complemento alimenticio para reforzar la dieta de todo tipo de personas, desde deportistas de élite a personas sedentarias. También es una muy buena forma de aumentar el consumo de proteínas durante una dieta vegana.

Debido a la enorme cantidad y calidad de nutrientes que contiene, la lista de beneficios de la espirulina es interminable. Nos ceñiremos a decir que además de ayudar a reforzar el sistema inmune, puede ayudar a perder peso y es una magnífica fuente de combustible para deportistas.

6. Cacao

cacao natural

Su consumo se remonta a hace más de 2.500 años, cuando los Mayas lo cultivaban para su consumo propio y es originario de los países tropicales.

¿Quién no conoce hoy en día el cacao y todo lo que podemos hacer con él? Gracias a este fruto disponemos de uno de los grandes placeres de la vida: el chocolate. Siendo sinceros, ¿qué sería de nosotros sin el chocolate?

Lo que hace tan especial al chocolate y lo convierte en una especie de “antidepresivo” son dos de sus compuestos:

Feniletilamina: un neurotransmisor generado de forma natural por nuestro propio cuerpo durante el proceso del amor que permite sentir estímulos como pasión, euforia y una agradable sensación de placer y bienestar. Unos niveles altos de este neurotransmisor permiten la liberación de las hormonas de la felicidad, que son la dopamina, la noradrenalina y la serotonina.

Teobromina: tiene efecto estimulante por su similitud con la cafeína y se le atribuyen propiedades diuréticas y permite una mayor vasodilatación mejorando la circulación de la sangre.

Además de esto, el cacao contiene otros muchos nutrientes y compuestos beneficiosos para la salud como fibra, flavonoides (antioxidantes que ayudan a frenar el daño oxidativo producido por los radicales libres), vitaminas y minerales.

Como hemos podido comprobar a lo largo de este artículo, los superalimentos no han ganado su fama gracias a las estrategias de marketing para fomentar su consumo, sino que se han ganado un puesto en lo más alto de nuestra alimentación gracias a su gran valor nutricional y a sus muchos beneficios para la salud.

Si de verdad quieres cuidar tu alimentación para mejorar tu salud y bienestar, deberías plantearte la posibilidad de introducir este tipo de alimentos en tu dieta para empezar a aprovechar todos sus beneficios.