Viruela del mono: ¿Cuáles son los síntomas, el origen y cómo puedo protegerme del contagio?

Publicado en 25/05/2022 por Malvina

La viruela del mono cada día está más presente en las noticias,  y es que los casos de contagio están aumentando. De hecho, la OMS (Organización Mundial de la Salud ha advertido “la situación actual es preocupante porque no se parece a los patrones típicos que hemos visto antes de la viruela del mono”. Por ello, hoy vamos a ver cuáles son los síntomas de esta enfermedad, cuál es su origen, como podemos evitar el contagio.

viruela del mono contagios

¿Cuál es el origen de la viruela del mono?

Esta enfermedad es una enfermedad zoonótica, lo que quiere decir que puede contagiarse de animales a humanos. Esta enfermedad se descubrió en 1958 en una colonia de monos, la cual era destinada a una investigación científica. Fue en 1970 cuando se diagnosticó el primer caso de viruela del mono en un humano, que fue un niño de 9 meses en República Democrática del Congo. Según la investigación, la familia del niño consumía simios, de ahí viene el contagio. Aunque, actualmente se sabe que el virus de la viruela del mono, también habita en otros animales, como son los roedores, animales que tienen un contacto mucho más directo con los humanos.

viruela del mono

En España ya hay 51 casos de positivos en total,  de los cuales 47 casos han sido diagnosticados en Madrid, Canarias ha confirmado dos casos y por primera ver Andalucía ha notificado dos positivos. En cuanto al contagio global, se han diagnosticado en un total de 12 países la presencia de la viruela del mono, incluidos Estado Unidos, Canadá y varios países de Europa.

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

Los síntomas iniciales de esta enfermedad pueden confundirse con las de la gripe normal y corriente. Ente estos síntomas se encuentran:

  • Sensación de agotamiento
  • Dolores de espalda
  • Dolor muscular
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre
  • Y posibles ganglios linfáticos inflamados

Pero el síntoma más importante y el que más tienes que estar atento/a, es el característico, que suele aparecer de 1 a 5 días después de la fiebre. Es la aparición de una erupción cutánea. Esta erupción suele comenzar en la cara y luego, poco a poco, se extiende por el resto del cuerpo, concentrándose en pies y manos. Aunque también se han visto casos en que dicha erupción llega hasta en los genitales.

síntomas de la viruela del mono

Pasado un tiempo, el estado de las ampollas cambia pasando por diferentes etapas hasta que se forma una costra y acaban cayendo. Si tú te reconoces en estos síntomas, inmediatamente ponte en contacto con tu médico, aíslate para evitar contagiar a más personas y toma las precauciones que te indique tu médico.

No te preocupes, es una enfermedad que ha registrado unos niveles de mortalidad realmente bajos, no debes temer. La mayoría de pacientes han necesitado de 2 o 3 semanas para que los síntomas desaparezcan del todo.

¿Cómo se contagia?

La principal manera de contagio es mediante contacto directo con animales salvajes que estén contagiados. Como hemos mencionado, algunos roedores son los portadores de este virus a humanos. Para que se trasmita la enfermedad entre humanos, es necesario que haya un contacto directo con los fluidos de una persona infectada, como puede ser mediante relaciones sexuales. Es muy poco probable que te contagies de otra forma, como podría ser a través de la saliva o utilizar el mismo vaso o sábanas.

En cuanto al tratamiento, por ahora no hay un tratamiento específico concretamente para esa enfermedad. Se ha probado que algunos antivirales puedes paliar un poco los síntomas. En cuanto al tema de las vacunas, no hay una concreta para esta patología, aunque la vacuna de la viruela parece ser que otorga una protección hasta el 80%.

¿Cómo puedo protegerme del contagio?

Bueno, sabiendo cómo se contagia es bastante sencillo adivinar como evitar el contagio. Evita el contacto directo con una persona infectada, que aunque hemos mencionado que la probabilidad de contagio por contacto directo es muy poco probable, pero no es imposible. Para reducir al máximo las posibilidades de contagio, evita el contacto directo con persona infectada. Sobre todo a la hora de mantener relaciones sexuales o el contacto directo de piel con piel, pues las erupciones que salen la piel son contagiosas.

erupcion cutánea niño

Lavarse las manos también es importante, al igual que pasa con el Covid-19, lávate las manos después de tocar a animales o a humanos, pues así te protegerás de muchas bacterias más. En cuanto a los niños, se han registrado casos de niños infectados, con que los padres deberán de extremar las precauciones, evitando que entren en contacto directo con alguna persona infectada y procurando una higiene adecuada con un frecuente lavado de manos.

No hay nada de que alarmarse por ahora, simplemente sigue estas sencillas indicaciones y no te alarmes.