Hígado graso – ¿Cómo puedes prevenir y eliminar la grasa del hígado de manera natural?

Publicado en 24/01/2022 por Alejo

El hígado graso también se conoce como esteatosis hepática y ocurre cuando la grasa se acumula en el hígado. Debes tener en cuenta que, tener pequeñas cantidades de grasa en el hígado es normal, pero demasiada, puede convertirse realmente en un problema de salud. El hígado es el segundo órgano más grande del cuerpo. Ayuda a procesar los nutrientes de los alimentos y las bebidas, y filtra las sustancias nocivas de la sangre. Una gran cantidad de grasa en el hígado, puede causar inflamación en el mismo, lo que puede dañarlo y crear cicatrices y en casos severos, puede provocar insuficiencia hepática.

hígado graso sintomas

Cuando se desarrolla hígado graso en personas que beben mucho alcohol, se conoce como enfermedad del hígado graso alcohólico. Mientras que, en personas que no consumen mucho alcohol, esto se conoce como enfermedad del hígado graso no alcohólico. La grasa comienza a invadir el hígado, infiltrándose poco a poco en las áreas hepáticas sanas, de modo que queda cada vez menos tejido hepático sano. El hígado graso tiene una apariencia grasienta amarilla y por lo general está agrandado e hinchado con grasa. Cabe mencionar que, el hígado graso por lo general, se asocia con obesidad abdominal, resistencia a la insulina y diabetes tipo 2.

hígado graso organo importante

Los síntomas más frecuentes cuando se tiene hígado graso

Muchas personas con hígado graso ni siquiera saben que tienen un problema hepático, ya que los síntomas pueden ser un poco vagos sobre todo en las primeras etapas. La mayoría de las personas con hígado graso siente malestar en general notando que, están cada vez más fatigadas y con sobrepeso sin razón aparente. Es importante que, que te realices chequeos médicos y mucho más cuando notes síntomas que antes no padecías. Es cierto que muchas veces creemos que una fatiga es por estrés o falta de un buen descanso.

cuidados para evitar enfermedades

Sin embargo, una visita pronta a tu médico puede marcar la diferencia. Los posibles síntomas del hígado graso incluyen un exceso de peso en la zona abdominal, niveles elevados de colesterol y triglicéridos, cansancio y fatiga frecuente. Círculos oscuros debajo de los ojos, problemas de la piel, acné, erupciones y manchas marrones. También náusea, problemas digestivos, cálculos biliares, dolores de cabeza, sobrecalentamiento del cuerpo, sudoración excesiva, mal aliento o lengua saburral y ojos rojos que pican.

Maneras naturales para revertir el hígado graso

Comer menos carbohidratos

La mala alimentación es la principal causa de la enfermedad del hígado graso. Los mayores culpables son el azúcar y los alimentos elaborados con harina blanca, los cuales es recomendable evitar por completo. Un alto consumo de alimentos ricos en carbohidratos, por lo general, puede promover el hígado graso, ya que el hígado convierte el exceso de carbohidratos en grasa. Los alimentos que deben restringirse incluyen pan, pasta, arroz, cereales para el desayuno, papas y cualquier alimento hecho de harina. Concéntrate en la fibra, ya que esta puede ayudar a mejorar la función de su hígado. Los ejemplos de alimentos ricos en fibra incluyen frutas y verduras frescas, legumbres y cereales integrales. Es importante que consultes con un especialista para así poder obtener un plan de alimentación adecuado.

hígado graso comer menos carbohidratos

Beber menos alcohol

Debes tener en cuenta que, el consumo excesivo de alcohol es la segunda causa más importante de hígado graso. El alcohol puede causar inflamación y daño a las células del hígado, lo que resulta en una infiltración de grasa. Así que, las personas con hígado graso deben limitar el consumo de alcohol a una bebida al día, con al menos dos días sin alcohol a la semana. O mejor aún dejarlo por completo.

evitar alcohol salud general

Comer más verduras, proteínas y las grasas adecuadas

Las verduras y frutas crudas son los alimentos curativos para el hígado más poderosos. Estos alimentos crudos ayudan a limpiar y a reparar el filtro del hígado, para que pueda atrapar y eliminar más grasas y toxinas del torrente sanguíneo. Así que considera comer una gran cantidad de verduras bien sea en ensaladas cocidas y crudas. Las frutas son saludables para la mayoría de las personas. Sin embargo, si tienes niveles altos de azúcar en la sangre o resistencia a la insulina, es mejor limitar la fruta a dos porciones por día.

consumir verduras mejorar salud

La proteína es esencial ya que ayuda a mantener estable el nivel de azúcar en la sangre, ayuda con la pérdida de peso del abdomen y reduce el hambre y los antojos. Por lo que las proteínas debes consumirlas con cada comida. Buenas fuentes de proteína incluyen huevos, aves, mariscos, carne, nueces, semillas, proteína de suero en polvo, legumbres y productos lácteos. Así mismo, la mayoría de los aceites vegetales y las margarinas pueden empeorar el hígado graso. Las grasas saludables que debes incluir en mayor cantidad en tu dieta se encuentran en el aceite de oliva, el pescado azul, las semillas de lino, el aceite de coco y las nueces y semillas crudas. De igual manera te recomendamos acudir con un especialista para que desarrolle el plan alimenticio que más te convenga, con las porciones adecuadas.

alimentos saludables cuidados

Beber jugos de vegetales crudos

Los jugos crudos son una muy buena fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes altamente concentrados. Tu jugo debe estar compuesto de 80 a 100 por ciento de vegetales, y el resto de frutas. No bebas solo jugo de frutas ya que es muy alto en carbohidratos y calorías.

jugo de vegetales crudos

Ajustar la ingesta de calorías

Para las personas con hígado graso, la pérdida de peso es la estrategia más importante. Una disminución del cinco por ciento en el peso corporal, puede disminuir la cantidad de grasa en el hígado de una persona. Una persona con esta condición, por lo general debería de comer entre 1200 y 1500 calorías al día o reducir su ingesta diaria en 500 a 1000 calorías para ver resultados. Claro que, esto también dependerá de la masa corporal de cada persona. En esto sin duda alguna, será de gran ayuda un especialista, el cual que indicara la ingesta adecuada de calorías y proteínas según tu condición.

consumir calorias moderadamente

Ejercitarte con regularidad

El ejercicio regular es importante para todos sin importar la edad. Sin embargo, brinda beneficios adicionales para las personas con enfermedad del hígado graso en términos de control de los síntomas. Se recomienda por lo menos una hora de ejercicio aeróbico moderado. Aunque también se recomienda para que estés un poco más activo utilizar una estación de trabajo de pie, hacer una rutina de estiramiento cada mañana, caminar en una cinta de correr mientras ves la televisión, por ejemplo y usar las escaleras en lugar de un ascensor. Estas son maneras muy sencillas de aumentar los niveles de actividad a lo largo del día sin tener que hacer tiempo para un entrenamiento completo.

ejercitase para estar saludable