Perder peso nadando aprovechando la playa del verano

Publicado en 1/07/2019 por Alejo

Perder peso nadando… disfrutar del verano, el Sol y la playa. El sueño de las vacaciones que casi todo el mundo espera durante todo el año restante. Y en un porcentaje nada relevante (no me atrevo a decir que tan grande) muchos nos embarcamos en la clásica “operación bikini” anual. En esta época más que nunca es cuando nos preocupamos por esos kilitos de más que nos recriminan frente al espejo por no haber comido de forma tan sana como deberíamos haberlo hecho.

Lo bueno del verano es que está lleno de oportunidades para perder grasa. Una de ellas es nadando, lo cual podemos hacer en la misma playa aprovechando el buen clima que hace. De hecho, nadar en la playa es una de las principales actividades que solemos hacer en esta época del año casi como rutina. Por eso, podremos bajar de peso sin apenas darnos cuenta.

Eso sí, debes tener en cuenta que hacer este tipo de ejercicio es algo que deberás compaginar también con una buena dieta. La operación bikini requiere fundamentalmente equilibrio, así que si quieres poder lucir un cuerpo tonificado tipo Bay Watch, no podrás abusar del McDonalds y ni ningún tipo de comidas por el estilo.

Marcar tu rutina para perder peso nadando

Calendario de rutina para ejercicio

Fundamental resulta el hecho de que cuando emprendemos la tarea cuasi titánica de perder grasa debemos ser antes que nada CONSTANTES. Obviamente no se trata de que vamos a perder peso nadando un par de veces y listo. Puede que los milagros existan, pero difícilmente ocurriría uno en este caso.

perder peso nadando en la playa

Lo que se recomienda es dedicar al menos entre 10 y 30 minutos, unas tres veces por semana, a nadar en la playa o la piscina. Huelga decir, por supuesto, que cuanto más nos esforcemos a la hora de practicar la natación, mayor será el número de calorías que perderemos.

perder peso nadando profesionalmente

La velocidad con la que nademos, los diferentes modos de nado que escojamos, y todo ese tipo de cosas influirán de manera crucial en hasta qué punto perderemos más o menos grasa. Sin embargo, no te tomes estos consejos hasta el extremo de la extenuación. Los expertos señalan que, en caso de necesitarlo, debemos tomarnos un descanso del ejercicio físico.

lanzandose al agua

Muchas veces nuestro cuerpo no está preparado para la actividad física. Es por eso que debemos acostumbrarlo poco a poco. Una buena idea, por ejemplo, seria comenzar con ejercicios de nada de unos 10 minutos y parar. Luego, con cada día que pase, intentar ir agregando 5 minutos más a nuestro ratito de ejercicio, hasta llegar a la media hora.

La comida

Comer antes de nadar

Otra recomendación importantísima que no hay que olvidar es la de intentar comer al menos una hora antes de meternos en el agua. Esto es algo de sentido común que seguramente recordaras que tus padres te lo decían, y a ellos se los decían sus padres y así hasta el inicio de los tiempos. La premisa se basa en que cuando ingerimos alimentos, nuestro organismo inmediatamente inicia el proceso de digestión.

relax en la playa

Al estar el cuerpo trabajando, a veces surgen reacciones físicas las cuales van desde gases hasta calambres, en caso de que nos encontremos realizando ejercicio físico. Por ello, comprenderás que lo aconsejable es darle al sistema digestivo al menos una hora para que realice su trabajo y no correr el riesgo de sufrir un percance y poner en riesgo nuestra seguridad en el agua.

perder peso nadando y buceando

Lo más seguro es que cuando acabemos de hacer ejercicio nadando nos entre un poco de hambre. Suele suceder con el resto de ejercicios físicos. Lo lógico es que comamos algo, pero por supuesto con moderación. De nada sirve hacer todo el ejercicio del mundo, quemar grasas y calorías, si luego lo tiramos todo por la borda hartándonos con comida para alimentar a un regimiento.

Comida saludable

Un pequeño sándwich y alguna fruta son lo idea para llevar en el bolso y así entretener luego al estimado.

perder peso en la playa

Ejercicios previos

calentamiento antes de nadar

Nunca olvides, hagas el ejercicio que hagas, siempre debes hacer un calentamiento previo. Cuando te ejercitas, pones a trabajar los músculos. Básicamente funcionas como un coche, cuyo motor hay que calentar antes de arrancar para que no de trabas durante el recorrido. En nuestro caso, debemos estirar los músculos de piernas, brazos y torso.

flotar en el agua ayuda a perder peso nadando

Ventajas de nadar

quemar calorias corriendo

Otras ventajas de hacer ejercicio en la playa, además de perder peso nadando, es que promete grandes beneficios para nuestro sistema cardiovascular. Además de permitirnos flotar, lo cual agiliza el movimiento, el agua mantiene la luz en nuestro cuerpo. Por tanto, el impacto en las articulaciones es mucho menor que con otros ejercicios, como por ejemplo, correr o jugar al futbol. Así que si sufres de dolores de espalda o rodillas, nadar es la mejor solución para ti, así que qué mejor forma de aprovechar, que yendo a la playita este verano!

sudar ayuda a perder peso

Si bien, es cierto que está demostrado que al correr o hacer otros ejercicios aumenta la temperatura corporal y, por tanto, se pierden más calorías que dentro del frescor del agua. No obstante, a pesar de no ser la más eficiente de todas las actividades, perder peso nadando es mucho más seguro y cómodo. Por tanto, puede resultar mucho más motivador y, aunque no de resultados muy visibles a corto plazo, será ideal para hacernos a la idea de mantener una rutina más permanente, lo cual repercutirá en un resultado aún mejor y más duradero.

tomando el sol en la playa

Por otro lado, algunos estudios sugieren que el Sol del verano, si bien aumenta nuestra temperatura corporal, no nos ayuda a quemar calorías si nos quedamos en reposo. Realizar ejercicios, como correr, que aumentan todavía más el calor de nuestro cuerpo, puede tener obviamente efectos perjudiciales. Mientras, al entrar en el agua, nos introducimos en un ambiente con temperatura inferior, de modo que el organismo, al intentar adaptarse, genera calor de forma autónoma, y ese si nos ayuda a quemar calorías.

entrar en el agua

Otros ejercicios en el agua

waterpolo en la playa

Además de nadar, puedes emplear el tiempo en la piscina o la playa practicando otro tipo de actividades. Por ejemplo, puedes realizar algún ejercicio aeróbico dentro del agua, jugar al waterpolo, y un largo etcétera que no necesariamente implica nadar de un sitio a otro.

ejercicios aerobicos en agua