El cuerpo ideal no existe – La paradoja de la necesidad de perder peso

Publicado en 20/08/2019 por Desi

perder peso-ganar-musculo

Tener un cuerpo ideal significa perder peso. Estas palabras a menudo están ligadas al cuerpo “ideal”, pero para lograr esta estética, la mayoría de los entrenadores y nutricionistas le dirán que se fortalezca y reduzca la grasa. Pero debido a que el músculo pesa más que la grasa, fortalecerse puede agregar kilos, mientras que recortar grasa significa perderlos. Y para muchos, el número más alto en la escala puede ser aterrador.

Desarrollar músculo, que requiere un exceso de calorías, mientras que al mismo tiempo perder peso, que requiere un déficit de calorías, es extremadamente difícil. Sin comprender la mecánica de ponerse en forma, las personas pueden quedar atrapadas en la “paradoja del estado físico”: desarrollar músculo, aumentar de peso; cortar grasa, perder peso; perder peso, perder músculo El ciclo se repite, dejando a las personas confundidas y estresadas.

Hay una manera de perder peso y ganar músculo simultáneamente: un proceso a veces conocido como “recomposición corporal”. Es complicado, no solo porque implica ejercicio intenso sino también porque requiere superar el miedo al aumento de peso. Para “perder”, las personas deben reemplazar las metas de perder peso con el objetivo de optimizar la salud.

Hacerlo no es fácil porque el peso está muy relacionado con el deseo de adelgazar, que en sí mismo está impulsado por las presiones culturales. El estigma del peso, la discriminación o los estereotipos basados ​​en el peso de una persona, es generalizado en la sociedad.

Dejar de lado el estigma de peso, o el miedo a él, significa celebrar su cuerpo en cualquier forma que tome. Lo que debemos tener como prioridad es la salud en lugar de la pérdida de peso.

La obsesión de la pérdida de peso

Ya en edad preescolar, la mentalidad de “la grasa es mala” se extiende. Los niños de tan solo tres años tenían actitudes negativas hacia las personas con sobrepeso. El estigma de peso continúa hasta la edad adulta, ya que las personas con sobrepeso y obesidad sufren discriminación por parte de empleadores, trabajadores de la salud e incluso seres queridos. Los medios de comunicación proyectan una estética delgada y ofrecen infinitas estrategias para lograrlo.

Por qué el perder peso no lo es todo

Los médicos todavía están entrenados para pensar en los cuerpos gordos como cuerpos inherentemente poco saludables, pero este enfoque es defectuoso.

Hay tanta variabilidad incluso entre las personas gordas al igual que hay variabilidad incluso entre las personas delgadas.  Además, muchas personas que caen en la categoría de sobrepeso de las clasificaciones simplemente pesan más porque tienen una constitución atlética y muscular. Realmente deberíamos dejar de usar el peso como una métrica en el contexto clínico y el contexto personal.

perder peso-paradoja-sociedad