Un restaurante con comidas de avión abrió en Tailandia

Publicado en 16/09/2020 por Desi

tailandia-comida-avion

 

Tailandia ha encontrado una nueva forma de consolar a las personas que, antes de la pandemia del COVID-19, estaban tan acostumbradas a viajar en avión que ahora añoran, no solo el cielo, sino también otros atributos del transporte aéreo. Como comidas a bordo. En el campo, se abrieron dos establecimientos a la vez, que recuerdan al cielo.

En Bangkok Tailandia, Thai Airlines ha estado invitando a sus clientes a un restaurante emergente desde el 3 de septiembre, que sirve comidas a bordo.

Se sirven espaguetis a la carbonara o rosbif al estilo tailandés.

Las placas de plástico son transportadas por los auxiliares de vuelo de la aerolínea, quienes ahora se encuentran en un corte forzado (desde el 4 de abril, la empresa opera solo vuelos de exportación para que los ciudadanos del país puedan regresar a casa).
La cafetería habitual de la sede de Thai Airlines se convirtió en un restaurante improvisado en el avión: en lugar de sillas, colocaron sillas de avión y las mesas se construyeron con partes de revestimientos desmantelados. Puede llegar al café por la “escalera”, lo que crea la sensación de que está abordando.

Mientras tanto, apareció un café en Pattaya en un avión Airbus A300 fuera de servicio; aquí se sientan en los asientos de la cabina de primera clase y, armados con tarjetas de embarque, piden café. Por separado, para aquellos que lo deseen, se organiza una visita a la cabina, un placer que, por supuesto, es inaccesible en un vuelo real.

También existe una cafetería en el avión en India: se abrió un establecimiento llamado Runway1 en Delhi en un Airbus A320 fuera de servicio. Es cierto que se ha renovado por completo para convertirlo en un restaurante, y el menú incluye platos que no provienen de comidas a bordo, sino de diferentes cocinas de las regiones del mundo: el norte de India, China y Europa.

En Indonesia, mientras tanto, durante la pandemia, el hábito de pedir comidas a bordo de las aerolíneas que suministran alimentos se ha extendido entre los viajeros ávidos. Entonces, el South China Morning Post habló sobre un residente del país de 51 años llamado Ruby Haliman, debido al trabajo relacionado con la pesca, antes de la pandemia volaba de 4 a 6 veces al mes. Cuando sus operaciones se paralizaron, sintió tanto anhelo por volar, particularmente los carritos de comida que llevaban los asistentes de vuelo por los pasillos, que comenzó a pedir comidas a la empresa de catering Aerofood ACS, que prestaba servicios a la aerolínea nacional Garuda Indonesia.