Rosas en macetas – ¿Cómo debes plantar y cuidar adecuadamente tu rosal en el interior de tu hogar?

Publicado en 4/03/2022 por Alejo

Las rosas en macetas sin duda alguna son una gran adición a cualquier interior de hogar y exterior. Las rosas se encuentran entre las plantas más hermosas, plantar en macetas te ofrece un mayor control de los niveles de humedad, el suelo y la exposición a la luz solar. Por lo que es una buena opción si el suelo de tu jardín es pobre y no es adecuado para cultivar hermosas rosas o, si no posees un espacio al aire libre. Ciertamente, la mayoría de las veces no estamos muy seguros de cómo plantar y cuidar las rosas en macetas, por lo que te daremos algunos consejos para que aproveches al máximo tus rosas.

cuidados de tus hermosos rosales

Cómo plantar y cuidar tus rosas en macetas

Elige y prepara tus contenedores

plantas para decorar hogar

Preferiblemente, al desear cultivar tu rosal, elige una maceta relativamente grande y alta. Muchos expertos recomiendan una maceta de no menos de 38 centímetros de diámetro. Ten presente que las rosas echan raíces profundas, por lo que cuanto más alto sea el contenedor, mejor. Cabe mencionar que la tierra de las macetas se calienta más rápido que la tierra del jardín, por lo que las macetas de arcilla por lo general son mejores que las de plástico, ya que la arcilla transfiere más lentamente el calor del sol a la tierra. Si de igual manera deseas utilizar macetas de plástico, entonces opta por un plástico de color más claro, que no se calentará tan rápido como el plástico oscuro. Y no olvides que las macetas deben tener amplios orificios de drenaje en el fondo.

Preparar la tierra para macetas

rosas en macetas plantacion

Por supuesto que debe existir un equilibrio cuando se plantas rosas o cualquier otra especie en macetas. Use un medio para macetas que drene bien para disminuir la probabilidad de pudrición de la raíz y que sea lo suficientemente pesado como para retener la humedad. Un medio de plantación que drena muy rápido se secará antes de que las raíces puedan absorber la humedad, y el suelo que es muy pesado en material orgánico puede empaparse, lo que ocasionará la pudrición.

plantar adecuadamente en contenedor

Cree una mezcla de tierra para macetas que consista en un tercio de tierra para macetas comercial de calidad, un tercio de compost de jardín y un tercio de estiércol compostado. Agregue una taza de perlita para mejorar el drenaje, agrega una taza de harina de huesos a la mezcla de tierra. Si lo deseas, podrías también agregar harina de pescado para agregar nutrientes, pero ten cuidado de no fertilizar en exceso, para que no quemes las raíces.

Planta tus rosas

plantas en contenedores

Llena la maceta con más o menos dos tercios de la mezcla de tierra preparada. Para plantar una rosa en una maceta, solo crea una pequeña hendidura, luego retira la rosa de su contenedor de vivero y colócala en la maceta, pero no olvides aflojar las raíces si la planta tiene raíces unidas. Rellena alrededor de la rosa con la tierra para macetas restante presionándola firmemente alrededor de las raíces. Cabe mencionar que la superficie del suelo debe estar ligeramente por debajo de la unión del capullo. Asegúrate de colocar tus rosas en macetas en un lugar que reciba al menos siete horas de sol directo cada día.

Riega con cuidado

riego de rosales en casa

Después de plantar, riega la planta a fondo para que todo el suelo esté bien saturado. Por supuesto que debes vigilar tus rosas para saber cuándo regar. Una buena regla general es regar cuando los primeros dos o tres centímetros superior de la superficie del suelo se sienta seca. Mantén las rosas en macetas en un suelo que esté húmedo, pero no mojado, lo ideal es que el suelo tenga la humedad de una esponja escurrida. En la medida de lo posible, trata de mantener el agua fuera de las hojas. Ya que las hojas mojadas pueden provocar infecciones fúngicas y enfermedades de las plantas. El riego por goteo puede ser una excelente manera de mantener felices a las rosas en macetas.

Fertiliza según sea necesario

rosas en macetas cuidados

Cuando colocas una rosa dentro de una cantidad fina de tierra en una maceta, puede consumir con rapidez todos los nutrientes disponibles. Las rosas se alimentan mucho en cualquier situación, pero cuando se cultivan en macetas requieren una alimentación más frecuente que cuando se plantan en el jardín. Debes aplicar un fertilizante equilibrado diseñado para rosas cada dos semanas para asegurarte de que tus rosas tengan acceso a todos los alimentos que necesitan para un crecimiento adecuado y una floración vigorosa.

plantas para interior y exterior cuidados

Sigue las instrucciones de fertilización con mucho cuidado, ya que fertilizar en exceso puede ser tan malo o peor que no alimentar en absoluto. Asegúrate de aplicar fertilizante al suelo y no a las hojas, a menos que las instrucciones le indiquen hacerlo, porque las sales de los fertilizantes pueden quemar el follaje. También es importante que tengas presente fertilizar unas ocho semanas antes de la esperada primera helada de invierno. Esto evitará que la planta desarrolle tiernos brotes jóvenes que serán destruidos por la helada.

Elimina las flores muertas

Para mantener la mejor apariencia de la planta, elimina las flores moribundas tan pronto como se desvanezcan. No las arranques con las manos ya que esto puede rasgar y dañar el tallo. Mejor usa tijeras de podar afiladas y córtalas en un ángulo de 45 grados.

rosas en macetas para hogar

Trasplanta cada pocos años

rosas en macetas trasplantar

La mayoría de las rosas cultivadas en macetas deben cambiarse de maceta cada dos o tres años, ya que se alimentan mucho y agotan con rapidez la tierra de las macetas. El uso de tierra para macetas recién preparada cada vez que trasplantas mantendrá los niveles de nutrientes en un nivel adecuados. Además que con el tiempo, las sales y los minerales de los fertilizantes también pueden acumularse en el suelo. Esto puede dañar potencialmente la rosa, pero cambiar el suelo regularmente lo evita.

Como abordar plagas y enfermedades

rosas en macetas exterior

Por supuesto que las rosas en macetas son susceptibles a muchas de las mismas plagas y enfermedades que pueden afectar a las rosas plantadas en el jardín. El insecto más común que encontrarás en tus rosas es el pulgón. Estos suelen congregarse en los brotes y las hojas donde succionan los jugos, marchitando las partes afectadas. Cuando veas los pulgones por primera vez, usa una manguera para rociarlos fuera de la planta. Pero haz esto por la mañana para que la rosa tenga tiempo de secarse antes de que bajen las temperaturas, lo que puede promover enfermedades fúngicas y podredumbre.

cuidado de rosales en casa

O también puedes quitar los pulgones a mano, aunque esto puede ser una tarea tediosa si la planta está muy infestada. Las rosas en macetas son susceptibles a una variedad de enfermedades fúngicas, que incluyen el mildiu polvoriento y la mancha negra. Si bien existen fungicidas que pueden tratar las enfermedades causadas por hongos en las rosas, la mejor estrategia es la prevención. Así que asegurarte de que las rosas tengan una buena circulación de aire, podrás reducir las posibilidades de infección por hongos.