Cómo preparar tu jardín de cara al invierno: Qué necesitas

Publicado en 28/10/2022 por Malvina

Es muy importante preparar el jardín antes de que llegue el mal tiempo, ya que esto te ahorrará mucho trabajo, reducirá los costes derivados de un mantenimiento inadecuado y te evitará más de un dolor de cabeza.

Si todavía no tienes claro en qué debes trabajar en tu jardín de cara al invierno, en este artículo te damos todos los datos que debes conocer:

preparar tu jardín

Descubre todo lo que tienes que preparar en tu jardín ante el invierno

1.    Cuidado del suelo

 

Empieza por recoger las hojas antes de que se mojen, ya que retirarlas en ese estado puede resultar complicado.

Es cierto que mientras están secas pueden dar una interesante protección ante las heladas; y no solo eso, sino que al descomponerse pueden servir de abono natural. Sin embargo, la cosa cambia cuando se mojan, ya que pudrirán los brotes del césped. Si las recoges antes de que se pudran, las puedes usar como fertilizantes.

El invierno es uno de los momentos en donde el suelo más sufre, por lo que también es importante fertilizar adecuadamente: esto quiere decir agregar nutrientes al suelo. Así conseguimos que la calidad de las cosechas se eleve, al mismo tiempo que conseguimos que las plantas aguanten mejor las plagas y diferentes enfermedades.

Asegúrate de utilizar los nutrientes en base al tipo del suelo y a lo que quieras plantar en el mismo.

2.      Podado de plantas

 

Es el momento de revisar las plantas, ya que probablemente habrá que podarlas. Al hacerlo, conseguiremos acabar con las partes dañadas, al mismo tiempo que controlamos el crecimiento.

Sin embargo, hay que tener cuidado, ya que al podar las ramas muertas pueden provocar algún daño, incluso hasta llegar a matar a la planta.

Asegúrate de tener las herramientas correctas y que estas se encuentren bien afiladas.

Si necesitas herramientas nuevas, quizá necesites recurrir a una empresa especializada en el alquiler maquinaria de jardinería. Es una buena alternativa a comprarlas, ya que no será necesario comprar algo que tan solo vas a usar en contadas ocasiones; pagarás por el tiempo exacto que necesitas cada herramienta.

No es recomendable cortar cuando llueve y debes asegurarte de que el corte es en un ángulo de 45º, por encima de la yema.

  • Si tienes árboles de hoja caduca, lo recomendable es podarlos antes de la llegada del invierno.
  • La situación cambia si se trata de un árbol de hoja perenne; en esta situación sí que es interesante esperarse a la llegada de la estación.

También hay que determinar cuándo es el mejor momento de poda para árboles frutales; lo más habitual es que sea en invierno, pero si quieres que aparezcan más ramas con yemas en flor de cara a la primavera, el mejor momento para hacer la poda es en primavera.

3.      Corte del césped

 

Una de las peculiaridades que debes tener claras sobre el césped es que su crecimiento no será tan pronunciado en invierno como en el resto del año. Así que no se debe recortar demasiado, ya que podría llegar a estropearse.

También es el momento de empezar con el escarificado del césped, con este proceso nos encargamos de acabar con las hojas muertas, facilitando así la entrada de nutrientes (como agua, fertilizantes y oxígeno).

Te recomendamos leer una guía detallada sobre el proceso que hay que seguir para escarificar el césped.

4.      Protección de nuestras macetas

 

El frío puede destruir aquellas plantas que no estén preparadas para aguantar las condiciones extremas de humedad y temperatura, por lo que es vital protegerlas de la forma adecuada.

  • Puedes colocarlas en el interior de la casa, al menos hasta que vuelva el buen tiempo.
  • Puedes envolverlas con velos de crecimiento, pero tienes que asegurarte que sean impermeables para que no les afecte ni la humedad, ni el aire.

Los rompevientos también pueden ayudarte con su conservación.

5.      Reduce la frecuencia de riego

 

Regar poco puede ser tan perjudicial como regar de más. En invierno no se requiere tanto riego como en verano. Esto es debido a que, cómo las temperaturas son bajas, la evaporación no será tan alta.

Un exceso de regadío propiciará la aparición y desarrollo de los hongos.

  • Truco: si quieres saber cuál es el grado de hidratación recomendado, tan solo aprieta el sustrato ligeramente con tu dedo. Se debe notar la humedad, pero nunca debe encontrarse muy mojado.

 

6.      Revisa el sistema de riego automático

 

Es muy probable que tengas que revisar el sistema de riesgo durante el invierno, ya que las necesidades serán muy diferentes.

Es bastante habitual que el mecanismo de este sistema se pueda estropear durante el cambio de estación, por lo que debes asegurarte de que todo funcione correctamente. Además, revisa que los soportes de las plantas trepadoras estén en buen estado.

Sigue estos consejos y tu jardín estará preparado de cara al invierno.