Cómo hacer un Jardín para Meditación ZEN con el que relajarte en casa

Publicado en 18/09/2022 por Arantxa

Un jardín de meditación tiene una serie de elementos que facilitan la adopción de una mentalidad contemplativa. La meditación es una forma clave para relajar y armonizar la mente y el cuerpo. Esto lo puedes lograr con plantas, paisajismo, asientos y estructuras.

¿Como debe ser el ambiente para meditar?

En este sentido, las plantas, las fuentes de agua, los caminos y las áreas rocosas son buenas opciones para incluir en un entorno de meditación.

Cualquier pequeño lugar al aire libre puede funcionar para tu jardín de meditación. Siempre y cuando te brinde un lugar para sentarte y que puedas desconectarte por un tiempo, después del estrés diario de la vida.

Se ha demostrado que un jardín de meditación zen reduce el estrés, la presión arterial, estimula el sistema inmunológico, aumenta la capacidad de concentración, los niveles de energía y, por supuesto, mejora el sueño y el estado de ánimo.

Plantas para jardín de meditación

bonsai

El uso de plantas al meditar puede mejorar tu experiencia de abrir la mente y eliminar la energía negativa. Se ha comprobado que el poder de las plantas y la naturaleza es un beneficio para nuestro ser mental, físico y espiritual. También te pueden ayudar a conectarte con la naturaleza de una manera tangible.

En este sentido, las plantas con flores también son excelentes para atraer polinizadores, lo que contribuye en gran medida a que te sientas libre de estrés y en paz.

Las plantas en macetas son una buena opción y pueden ayudarte a crear un entorno exuberante para la meditación. Y ya sea que estés plantado en el suelo o en una maceta, intenta agregar un árbol bonsái. Estas plantas japonesas son elementos básicos de los jardines de meditación y se cree que atraen la paz, el equilibrio y la armonía dondequiera que se coloquen.

Caminos sinuosos en jardines de mediación

sendero en jardín de meditación

Para muchos, caminar proporciona el mejor medio de meditación, ya que el cuerpo está ocupado mientras que la mente está libre para pensar profundamente. Así que fomenta la meditación caminando, para lo que puedes usar caminos sinuosos en tu jardín.

En los patios grandes, las pasarelas de losas te permiten caminar con atención para liberar las tensiones de la vida diaria. En jardines más pequeños, las sencillas pasarelas de madera tienen el mismo efecto. Por favor… incluye caminos en el diseño de tu jardín de meditación sin importar los tamaños.

Estatuas u otras figuras

estatua en jardín de meditación

A veces, tener un accesorio en el que puedas concentrarte puede ayudar a profundizar tu práctica de meditación. Agregar linternas o pequeñas estatuas a tu jardín no solo implican mejoras estéticas, sino que también te brinda algo en lo que mantener la vista y la mente mientras te relaja.

Agrega agua a tu jardín de meditación

Fuentes-de-agua-para-jardin-ideas

El agua corriente siempre ha tenido un efecto calmante en las personas. Y además, afortunadamente, instalar agua corriente en tu patio trasero puede ser relativamente fácil en estos días.

El agua que fluye o salpica proporciona un ruido blanco natural. Asimismo, los destellos del agua son ideales para la contemplación meditativa o para crear reflejos relajantes. De hecho, el goteo pacífico puede llevarte a la tranquilidad.

Puedes comprar fuentes y moldes de cascada en cualquier tienda de actividades al aire libre. Éstas van desde diseños básicos hasta diseños bastante elaborados. Incluso puedes construir un estanque de peces y llenarlo con criaturas acuáticas. ¡Puede que te cautiven sus movimientos lentos y resbaladizo.

Un sitio en el que sentarse y relajarse

puedes sentarte en el suelo

Para poder disfrutar de tu jardín de meditación, necesitarás un lugar para sentarte y relajarte dentro de él. Puede ser un banco cómodo, una tumbona acogedora, una hamaca relajante o cualquier otro tipo de asiento. Una roca del tamaño de una silla puede ser una alternativa natural, o puedes optar por un columpio más caprichoso. Todo para agregar un toque de diversión al espacio.

Cierto grado de privacidad también es importante. Una pérgola, un seto o una cerca estratégicamente ubicados ayudan a definir los límites. Una buena idea es dibujar un boceto simple del área, organizando los asientos y las estructuras de privacidad para capturar la luz solar y la línea de visión más atractivas.

Campanas de viento

campana de bambú

Algunas personas prefieren la tranquilidad cuando meditan, mientras que otras confían en los sonidos para ayudar a despejar la mente. Si estás en el último campo, las campanas de viento son una excelente manera de llevar el sonido a tu jardín de meditación. Lo mismo sucede con las campanas o un cuenco tibetano.

Dado que las campanas de viento a menudo están hechas de madera o metal, puedes incorporar cualquiera de los dos elementos.

Asimismo, las campanas de bambú no solo agregan un elemento de sonido. También tienen un aspecto oriental que pone pensamientos de meditación en la mente.

Fuego para el jardín de meditación

fuego de jardín

El fuego representa motivación, impulso, pasión y deseo.

Para llevar el fuego a tu jardín de meditación. Simplemente agrega linternas, los colores naranja o rojo, o algunas velas en jarrones para huracanes.

Cabe destacar que muchos jardines de meditación japoneses incluyen una linterna de piedra que no está encendida sino que es puramente simbólica.