Flores Silvestres de Otoño: Convierte tu Jardín en un Oasis de Bienestar

Publicado en 14/09/2022 por Alaia Lovick

 

Las flores silvestres de otoño crecen naturalmente en los jardines, bosques y prados. Muchas de ellas ni siquiera las conocemos. Estas plantas silvestres de fácil acceso a menudo son muy saludables o incluso tienen efectos curativos.

 

Flores Silvestres Como Remedio Terapéutico

 

Crocus-nudiflorus

 

Seguramente, la mayoría de nosotros ha escuchado hablar de las Flores de Bach y probablemente tengamos la idea de que se las emplea con fines medicinales. Sin embargo, pocos saben que se trata de flores silvestres -no de invernadero- y que lo que se utiliza de ellas es el rocío de sus pétalos. Se las denomina de esta forma en homenaje al médico inglés Edward Bach, quien siendo bacteriólogo y homeópata descubrió las propiedades curativas de estas flores allá por la década de los años 30.

 

Beneficios y Usos de las Flores Silvestres

 

Flores silvestres diplotaxis-muralis

 

Del rocío de estas flores silvestres resultan preparados que se utilizan principalmente para curar o ayudar en la mejoría de quienes padecen desórdenes afectivos. Sabido es que los problemas emocionales condicionan a la personalidad, llegando a provocar un desgaste físico y aún enfermedades muchas veces graves. Sentimientos tales como odio, temor, resentimiento o una falta de interés en general son los que pueden mejorarse o eliminarse a través de la administración de estas sustancias.

Lo que logra la administración de estas esencias extraídas de flores silvestres es ayudar a quienes sufren dolencias psíquicas a enfrentar las vicisitudes de la vida con un ánimo más positivo, logrando así obtener una mejor calidad de vida. Como la mayoría de los compuestos homeopáticos, estas sustancias no poseen contra-indicaciones ni causan efectos secundarios. Pueden ser ingeridas con medicación alopática, por lo que pueden superponerse a cualquier otro tratamiento convencional.

 

¿Es un Remedio Realmente Efectivo?

 

cardus-defloratus

 

En el caso de las Flores de Bach, terapia que como dijéramos está basada en la utilización de sustancias producidas por flores silvestres fue reconocida hacia fines de los años 70 por la Organización Mundial de la Salud. Hoy día, tanto la F.D.A. (Food and Drug Administration) de los EE. UU. y el Departamento de Salud Pública del Reino Unido han avalado la capacidad terapéutica de estas esencias.

La pregunta fundamental es ¿cómo funcionan estas sustancias? Primeramente, se debe determinar la existencia de un padecimiento psico-afectivo que conlleve a una dolencia física. Para esto, el especialista debe conocer la psiquis del paciente de manera tal que pueda luego elegir la esencia que sea más efectiva para equilibrar y crear bienestar en el paciente.

 

¿Cómo Funcionan las Esencias a partir de las Flores Silvestres?

 

Achillea-millefolium

 

Uno de los datos esenciales para comprender la acción de estas flores silvestres es saber que no operan por reacción bioquímica -al estilo de la medicina alopática- sino por energía vibracional. Las flores entregan energía vital que ingresa a los meridianos energéticos del ser humano, equilibrando la desarmonía que agobia al enfermo.

Las esencias se elaboran a partir del llamado por Bach “Método del Sol”. Muy temprano en la mañana y bajo los primeros rayos del astro Sol se cortan las flores silvestres a utilizar y se colocan en un bowl de cristal transparente con agua mineral, hasta la mitad. Esto se deja al sol por unas tres o cuatro horas. Así, las flores transmiten al agua -por la acción de la luz- su esencia terapéutica. Luego, se cuela el contenido del bowl y el líquido se vierte en un frasco con coñac de buena calidad. A este preparado final se lo conoce como «tintura madre floral».

Algunas de las flores de Bach más conocidas son el acebo, que se utiliza para deshacer los sentimientos de ira e insatisfacción; la aulaga para la falta de esperanza; el agua de roca que combate el perfeccionismo y la estrictez con uno mismo; la avena silvestre para la insatisfacción y la búsqueda de un propósito en la vida y el haya, utilizada para la depresión reactiva.

Para los escépticos, se debe tener en cuenta que esta terapia cuenta con centenares de casos clínicos exitosos comprobados, lo que valida la efectividad y seriedad de la propuesta terapéutica del Dr. Bach.

 

Flores de Otoño Que Crecen Silvestres

 

Succisa-pretensis

 

Escabiosa mordida o mordisco del diablo (Succisa pratensis)

Planta herbácea de la familia de las Dipsacáceas. Florece durante gran parte del año en prados y linderos.

 

galactite-elegans

Centaurea lechosa (Galactite elegans)

Planta herbácea espinosa de la familia de las Compuestas. Crece en los terrenos pedregosos y baldíos y en los bordes de los caminos y florece durante gran parte del año.

 

Sonchus-oleraceus

 

Cerraja (Sonchus oleraceus)

Planta herbácea anual de la familia de las Compuestas. Crece en prados, terrenos baldíos y cultivados. Florece durante todo el año.

 

Flores silvestres Bellis_perennis

 

Margarita o Maya (Bellis perennis)

Pequeña planta herbácea vivaz de la familia de las Compuestas. Crece en los prados y praderas de toda Europa pero también en cualquier sitio donde tenga humedad. Florece durante todo el año. Sus flores son comestibles.

 

Flores silvestres Narcissus-serotinus

 

 

Narciso de otoño (Narcissus serotinus)

Planta bulbosa de la familia de las Amarilidáceas. Crece en herbazales, zonas rocosas y en matorrales. Da su flores en otoño.

 

Flores silvestres Trifolium-pratense

 

Trébol de prado (Trifolium pratense)

Al ser una planta de la familia de las leguminosas, el fruto es una legumbre. Crece en los prados. Florece durante todo el año.