Es imposible contar a todos que estan enfermos y tienen el COVID-19

Publicado en 11/05/2020 por Desi

covid-19-enfermos-contar

Lo mejor que pueden hacer los expertos en salud pública es una estimación precisa

No se debe usar una sola fuente de datos. Cada fuente de datos es útil, pero todos tienen sus propias limitaciones. Entonces se trata de usarlos juntos .

Los expertos en salud pública no tienen forma de contar a cada persona que tiene una enfermedad en un momento dado, incluso enfermedades conocidas como la gripe. En cambio, combinan diferentes fuentes de datos para hacer la mejor estimación posible de cómo son los brotes de enfermedades. El objetivo es comprender el virus lo suficientemente bien como para que esas estimaciones sean lo más precisas posible.

La gente cree que los medicos saben cuántas personas tenían gripe cada año, pero esto no es asi. Y es normal ya que muchas personas no van al medico porque sus simptomas no son tan severas. Tienen que usar estas herramientas de vigilancia y medidas indirectas para obtener una comprensión completa”.

Los funcionarios de salud pública están midiendo la pandemia de COVID-19 de varias maneras. El número de resultados positivos de las pruebas es importante. Esos datos son increíblemente valiosos, porque son enfermedades confirmadas. Pero es una herramienta imperfecta porque la mayoría de los paises y comunidades no tienen suficientes pruebas disponibles para evaluar a todos los que se sienten enfermos.

Debido a que todas las personas enfermas no se someterán a una prueba, los expertos también analizan los datos recopilados por los hospitales sobre las personas que acuden a una sala de emergencias con síntomas de COVID-19. Esas mediciones también tienen limitaciones porque muchas personas que tienen estos síntomas pueden tener gripe u otro tipo de enfermedad respiratoria. Este enfoque también extraña a las personas que pueden sentirse enfermas pero que no se sienten lo suficientemente enfermas como para ir al hospital.

covid-19-enfermos-contar-posibilidades

En algunos paises los investigadores  han desarrollado programas que piden a las personas que informen cómo se sienten cada día. Esperan que los datos ayuden a revelar los puntos críticos donde las personas comienzan a sentirse enfermas pero aún no se están haciendo la prueba para detectar COVID-19. Otra estrategia general es medir los niveles del coronavirus en las aguas residuales para predecir cuántas personas en una comunidad están infectadas. Las pruebas de anticuerpos, que pueden verificar si alguien estuvo expuesto al virus en el pasado, también son herramientas críticas. Pueden ayudar a encontrar personas que nunca se sintieron enfermas y, por lo tanto, no serían atrapados por ninguno de los métodos de vigilancia que detectan los síntomas.