Conservar zanahorias – Aprende cómo almacenarlas por más tiempo

Publicado en 13/10/2021 por Alejo

Ciertamente, las zanahorias son tubérculos muy resistentes. Pero si el proceso de conservar zanahorias no se hace adecuadamente, pueden empaparse, marchitarse y echarse a perder. Técnicamente, las zanahorias blandas no están mal, sin embargo, una vez que se vuelven viscosas, es hora de tirarlas. Hay algunos consejos y trucos que te ayudarán a conservar zanahorias por mucho más tiempo, manteniéndolas crujientes y frescas. Así que presta atención de las diferentes maneras de conservar zanahorias para que no tengas que lidiar con zanahorias viscosas.

conservar zanahorias por mas tiempo

Métodos para conservar zanahorias por mucho más tiempo

Lo primero que debes hacer para conservar zanahorias es cortar la parte superior verde si aún las tienen. Cabe mencionar que, las verduras continuarán extrayendo la humedad de la raíz hasta que se separen. Claro que el hecho de quitarle lo verde a las zanahorias, signifique que debas tirarlo. Puedes usarlo para diversas recetas. Algunas personas forran el cajón de verduras en el fondo del frigorífico con una capa gruesa de papel de cocina absorbente. Esto mantiene las zanahorias frescas durante mucho más tiempo. Pero debes asegurarte de que las zanahorias estén secas antes de meterlas en el frigorífico, sobre todo si las compras en bolsas de plástico. También es importante que revises el papel una o dos veces por semana. Si está húmedo, cúbrelo nuevamente el cajón con papel seco. Las zanahorias desprenden mucha humedad en el frigorífico y es por eso la importancia de mantenerlas secas.

conservar zanahorias adecuadamente

Cúbrelas con agua

Un segundo método de enfriamiento para conservar zanahorias, es en un recipiente con agua. Coloca las zanahorias en un recipiente grande de modo que haya por lo menos que tengas espacio suficiente para la cabeza de la zanahoria y la parte superior del recipiente. Llena el recipiente con agua limpia y cúbrelo con una envoltura de plástico o con su tapa sellable y colócalo en el refrigerador. Cambia el agua una vez cada dos días, de esta manera, las zanahorias se mantendrán frescas y crujientes hasta por dos semanas. Cabe mencionar que, esto no se recomienda para un almacenamiento a largo plazo, no más de dos o tres semanas, ya que las zanahorias pueden volverse viscosas, tener un olor desagradable y perder su sabor.

conservar zanahorias en envase con agua

Congelar zanahorias

Las zanahorias, así como la mayoría de las verduras, deben blanquearse antes de congelarlas. Las verduras que se congelan sin haber sido blanqueadas son seguras para comer, pero tendrán colores, texturas y sabores diferentes y hasta pérdida de nutrientes. Lo que hace el escaldado o blanqueado es detener la actividad enzimática que descompone las verduras. Estas enzimas se encuentran naturalmente en las verduras y las ayudan a crecer y a madurar. Por supuesto que estas enzimas continúan actuando después de la cosecha. La congelación ralentiza la acción de las enzimas. Puede sobrevivir a temperaturas bajo cero y continuar el proceso de descomposición aunque la comida esté congelada. Así que, el tratamiento previo de las verduras en agua hirviendo o vapor elimina las enzimas.

conservar zanahorias en agua

Así que, para congelar las zanahorias hay que blanquearlas y la mejor forma de blanquear las zanahorias es en agua hirviendo. Usa un blanqueador con una canasta y tapa, o coloque una canasta de alambre en una olla grande con tapa. Escaldar es fundamental para que casi todas las verduras se congelen. El escaldado ralentiza o detiene la acción de las enzimas, lo que puede provocar la pérdida de sabor, color y textura. Las zanahorias más tiernas son las que mejor se congelan. Usa un galón de agua por cada 400 o 500 gramos de verduras. Utilizando estas proporciones, el agua debe seguir hirviendo cuando las verduras se bajan al agua.

conservar zanahorias congeladas

Coloca las zanahorias en la canasta para blanquear y bájalas en agua hirviendo vigorosamente. Coloca una tapa en el blanqueador. Luego comienza a tomar el tiempo de escaldado tan pronto como el agua vuelva a hervir. El tiempo para las zanahorias enteras es mínimo de cinco minutos. Mantén el fuego alto para que el agua continúe hirviendo durante todo el proceso de escaldado. Trata de seleccionar zanahorias jóvenes, tiernas, sin corazón y de longitud media. Asegúrate de retirar la parte superior, lavar y pelar. Las puedes cortar en rodajas finas, en cubos o en tiras a lo largo. Las zanahorias pequeñas preferiblemente déjalas enteras. Luego de escaldar debes dejarlas enfriar. Drena y coloca en recipientes de plástico, sella y congela lo antes posible y así conservar zanahorias adecuadamente..

conservar zanahorias al vacio

¿Por cuánto tiempo se pueden congelar?

Bueno, esto depende un poco de qué tan frío esté tu congelador y cómo las hayas empacado. Los compartimentos más fríos son mejores que los compartimentos o congeladores libres de escarcha. Esto últimos en realidad tienen un ciclo por encima del punto de congelación, así es como derriten el hielo. Por otro lado, el empacado al vacío también da como resultado una capacidad de almacenamiento más prolongada. Cabe mencionar que, las bolsas más gruesas también ayudan a prevenir quemaduras por congelación. Pero por lo general, las zanahorias en una bolsa ziploc en un congelador pueden durar hasta nueve meses. Y 14 meses en un congelador en una bolsa envasada al vacío. Si las dejas mucho más de ese tiempo, las zanahorias no te harán daño al comerlas, pero ciertamente no tendrán el mismo sabor tan agradable.

conservar zanahorias empaquetadas para congelar

Conservar zanahorias envasadas

Las zanahorias envasadas deben procesarse en una envasadora a presión. Para envasar zanahorias de forma segura, para comenzar, debes seleccionar zanahorias pequeñas, preferiblemente de dos o tres centímetros y medio de diámetro. Lava, pela y vuelve a lavar las zanahorias y corta en dados. Cubre las zanahorias con agua y déjalas hervir. Cocina a fuego lento por cinco minutos. Luego empaca en frascos calientes, dejando un espacio de cabeza de dos centímetros. Agrega ½ cucharadita de sal. Llena los frascos hasta dos centímetros de la parte superior con agua hirviendo. Quita las burbujas de aire. Limpia los bordes de los frascos. Ajusta las tapas de dos piezas y procesa. Procesa en una envasadora de presión manométrica a 11 libras de presión o en una envasadora de presión manométrica ponderada a 10 libras de presión.

conservar zanahorias en frascos de vidrio

Cómo secar zanahorias

Las zanahorias son muy fáciles de secar. Solo debes lavar y pelar, para luego picar las zanahorias en rodajas de dos a cuatro milímetros. Luego colócalas en las bandejas de un deshidratador, asegurándote de que las piezas no se toquen. Deshidrata a 55 °C durante 10 horas. También puedes optar por rallar las zanahorias y crear tus propias hojuelas de zanahoria deshidratadas. Esto puede tardar entre seis a 10 horas en secarse y deben colocarse sobre sábanas de malla.

conservar zanahorias con agua

Cabe mencionar que, las zanahorias contienen un 88 por ciento de agua, por lo que reducirán significativamente su tamaño. Pero cuando estén listas, las zanahorias deben estar crujientes al tacto sin signos visibles de humedad. Las zanahorias secas se pueden usar en recetas donde absorberán mucha agua. Incluso, puedes colocar los trozos de zanahorias secas en un procesador de alimentos y convertirlos en un delicioso polvo fino para usar en sopas, guisos, bebidas y más. Para almacenar los trozos, copos o polvo de zanahoria, colócalos en un recipiente hermético en un lugar fresco, seco y oscuro.

conservar zanahorias deshidratadas

Almacenamiento de raíces subterráneo

Para un almacenamiento fresco y prolongado de zanahorias, también puedes considerar usar un almacenamiento de raíces subterráneo. Deberás preparar las zanahorias como si las fueras a guardar en el refrigerador. Luego, empaca en recipientes rodeados de paja, arena húmeda o aserrín para guardar en cualquier pozo de almacenamiento al aire libre o sótano de raíces. Colócalos en un área justo por encima de los 0 ºC con un 95 por ciento de humedad. Esto se hacía tradicionalmente en un hoyo con una capa de paja y tierra encima, junto con papas. La abrazadera mantiene las raíces frescas y ligeramente húmedas también. Si dispones de un frigorífico viejo, es un buen almacén. Las bolsas de plástico con agujeros, también son muy buenas, pero las raíces deben estar frescas o brotarán.

conservar zanahorias almacenamiento en caja

Algunas veces, se recomienda almacenar las zanahorias en arena y tierra, pero esto puede crear sabores terrosos y leñosos en las zanahorias. Aunque si deseas probar este método te lo indicaremos. Levanta las raíces con el mayor cuidado posible. Corta o retuerce el follaje cerca de la copa, teniendo cuidado de no dañar la raíz. Cepilla cualquier exceso de tierra pero no laves las raíces. Las raíces lavadas pueden verse bien, pero no se mantienen tan bien como las embarradas. Clasifica las raíces en dos pilas: las perfectas y las que tengan cortes, rajaduras o signos de podredumbre visibles. Cabe mencionar que, los imperfectos deben consumirse rápidamente, o cortarse para que tengan una pulpa sana y secarse, encurtirse o congelarse.

conservar zanahorias en caja de almacenamiento

Lleva las raíces perfectas a tu caja en el área de almacenamiento. Cubre el fondo de la caja de almacenamiento con una capa de abono o arena. Encima de esto, coloca una capa de zanahorias con raíces perfectas, de la corona a la cola, de modo que se desperdicie el menor espacio posible. Luego cubre las raíces con otra capa de abono o arena, y repita hasta que la caja esté llena. Ya para finalizar debes hacerlo con una capa de abono o arena y colocar la tapa. Debes asegurarte de que las zanahorias no se almacenen en condiciones muy húmedas, ya que es probable que se pudran por Sclerotinia, este es un hongo esponjoso que hace que se pongan negras y duras. Hay muchas recetas en donde las puedes utilizar, así que elige el mejor método para conservar zanahorias y disfrutar en cualquier época del año.

conservar zanahorias en caja de tierra

Conservar zanahorias en encurtido

Esta es otra excelente forma de conservar el exceso de zanahorias, por lo general, en vinagre. El vinagre es un líquido muy ácido, llamado también ácido acético. El ácido acético es un conservante general que inhibe muchas especies de bacterias, levaduras y, en menor medida, mohos. Muy pocos microorganismos como las bacterias y hongos que hacen que los alimentos se echen a perder, pueden sobrevivir en un entorno tan ácido. El vinagre cambia el valor del pH para evitar que actúen las enzimas de los microorganismos. Cabe mencionar que, existe una pequeña cantidad de microorganismos que están adaptados para sobrevivir en condiciones de acidez extrema. Sin embargo, esto les impide sobrevivir en entornos más normales. Por lo tanto, cualquier cosa que pueda sobrevivir en el vinagre, seguramente no sobrevivirá en la superficie de tu cocina, y lo mismo ocurre a la inversa.

conservar zanahorias encurtidos

2 recetas para zanahorias en vinagreta

Receta 1

Ingredientes:

8 onzas de zanahorias, peladas y cortadas en palitos

1 cucharada de sal gruesa

1 taza de vinagre de vino de arroz

2 cucharadas de azúcar morena clara

Hojuelas de ají rojo triturado (opcional)

Preparación:

Coloca las zanahorias en un bol y mezcla con la sal. Deja reposar durante una hora para luego escurrir bien. Mientras tanto, combina el vinagre, el azúcar morena y las hojuelas de chile en una cacerola pequeña y calentar a fuego moderado hasta que el azúcar se disuelva. Luego deja enfriar a temperatura ambiente. Agrega la mezcla de vinagre a las zanahorias y mezcla todo muy bien. Deja marinar durante una o dos horas antes de servir, o guárdalo cubierto en el refrigerador hasta por dos semanas.

conservar zanahorias en vinagreta

Receta 2

Ingredientes:

2 zanahorias, cortadas en juliana

2 pepinos, sin semillas y cortados en tiras

1 cucharadita de jugo de lima

2 o 3 chiles verdes, sin semillas y picados

¼ cucharadita de cúrcuma en polvo

¼ cucharadita de asafétida

1 cucharadita de mostaza o aceite de sésamo

½ cucharadita de semillas de mostaza

Sal y azúcar, para gusto.

Preparación:

Toma un recipiente grande de vidrio o acero inoxidable y agrega las tiras de pepino, las julianas de zanahoria, los chiles verdes picados, el jugo de lima, la sal y el azúcar. Mezcla todo bien y déjalo reposar de 15 a 20 minutos. Luego escurre el agua de las verduras. Calienta el aceite y añade las semillas de mostaza, el asafétida y la cúrcuma en polvo. Una vez que las semillas de mostaza comiencen a chisporrotear, apaga el fuego y agrega el aceite y las especias templadas a la mezcla de zanahoria y pepino. Mezcla todo bien y sirve inmediatamente. Esto se puede refrigerar hasta por cinco días. Pero debes asegurarte de guardarlo en un recipiente de acero inoxidable o en un frasco de vidrio.

conservar zanahorias vinagreta