Compras online – Un problema de la sociedad moderna

Publicado en 25/04/2019 por Desi

compras-online-problema-comun

 Nuestros cerebros no pueden manejarlo.

¿Sabía que las compras online son más emocionantes para el cerebro humano que las compras en persona? Recibes un doble golpe de dopamina al ordenar un artículo y luego abrirlo cuando llega. Así que incluso hay una explicación biológica para la manía de las compras que ha superado a la sociedad moderna.

Eso no significa que esté bien la situación es bastante grave.  Se incrementan las compras online de artículos al azar como ropa, zapatos, teléfonos, libros y juguetes.

La gente gasta 20% más en ropa ahora que en 2000. Se está gastando más en electrónica, lo que es interesante porque la electrónica es más barata de lo que solía ser. El dinero que estamos gastando está subiendo, a pesar de que el costo de las cosas está bajando.

compras online-problema-sociedad-moderna

Otros factores también están en juego. Los medios sociales impulsan a los jóvenes, en particular, a adquirir numerosos articulos. El envío gratuito y el servicio de entrega urgente al día siguiente aumentan el frenesí, alentando a los compradores a comprar cosas que de otro modo no podrían elegir.  Es un ciclo vicioso. Cuando las cosas son demasiado fáciles de conseguir, se acumulan en los hogares, creando desorden físico que contribuye al estrés mental y una sensación de agobio. Muchas personas no saben cómo deshacerse de él. Es sorprendente saber que 9 de cada 10 personas reportan que rara vez devuelven compras online, incluso cuando no encajan o no funcionan. Esto se debe a que los artículos son tan baratos que apenas vale la pena dedicar cinco minutos a imprimir una etiqueta de devolución. Sin embargo, hay suficientes trastos y ropa en el armario para que se acumulen. Los fabricantes cortan esquinas, crean condiciones de trabajo inseguras y producen productos mal hechos que pierden su forma después de algunos usos. Pero eso no para a los consumidores a seguir comprando.

compras-online-problema-cocnsumidores