Tiende comer en exeso y sentirse culpable aquí algunos consejos para superarlo

Publicado en 20/09/2019 por Desi

comer-demasiado-consejos

¿Alguna vez te has sentido culpable después de comer algo? Tal vez te comiste una pizza entera el viernes por la noche o te pasaste con los cócteles el fin de semana con las chicas. Sea lo que sea, sentirse culpable por la comida es algo con lo que mucha gente lucha. Cómo deshacerse de estos sentimientos es lo que comentamos hoy. Pero aclaremos una cosa: es completamente normal comer en exceso de vez en cuando. Navidad, tu cumpleaños, unas vacaciones, comer más de lo normal en estas ocasiones generalmente no es nada de qué preocuparse. Pero “no preocuparse por eso” es muy fácil decirlo pero cómo hacerlo.

Olvídalo, ¡Pero en serio!

Cuando comes en exceso, te sientes mal contigo mismo y luego te dices a ti mismo que no puedes volver a comer esa comida (piensa: chocolate, galletas o patatas fritas), esa comida se vuelve instantáneamente más tentadora. Después de un tiempo, tu fuerza de voluntad se agotará y cederás y el ciclo comienza de nuevo. En lugar de sentirse culpable por lo que comió y volver al punto de partida, lo mejor que puede hacer es simplemente perdonarse y continuar con su día.

comer-demasiado-consejos-superralo

Centrarse en hábitos saludables

El siguiente paso es concentrarse en todos los alimentos súper saludables que lo hacen sentir bien de adentro hacia afuera, en lugar de tratar de compensar lo que comió. No es necesario restringir su consumo, comer menos en los próximos días o castigarse en el gimnasio para quemar las calorías adicionales. Simplemente en la siguiente comida o almuerzo opte por alimentos nutritivos como frutas, verduras y granos integrales, y volverá a la normalidad.

Sé más consciente

Adoptar algunos hábitos alimenticios conscientes puede hacer maravillas en su relación con la comida. Pero, ¿cómo ser más consciente?

En primer lugar, debe sintonizar las señales de hambre y saciedad de su cuerpo antes de comenzar a comer. Pregúntese si realmente siente que su barriga esta vacío, o simplemente tiene ganas comer una bolsa de patatas fritas porque tuvo un mal día en el trabajo. Si esto último ocurre con mayor frecuencia, esa es su señal para implementar otras estrategias que lo ayuden a sobrellevar la situación, tal vez un paseo al aire libre o un baño de burbujas relajante.