5 aspectos clave que tienes que decidir cuando reformas una cocina

Publicado en 7/07/2022 por Malvina

La cocina es una de las estancias que más se frecuentan en un hogar. Desde cocinar hasta una sala de reuniones con tus amigos para tomar algo. Por ello, a la hora de renovar tu cocina tienes que tener en cuenta diferentes factores como la funcionalidad y la comodidad.  Al igual que los aseos, son una de las obras más complejas que se pueden llevar a cabo en un hogar debido a los múltiples aspectos que tienes que considerar durante el proceso de la reforma.

El tamaño de la estancia es un factor a tener en cuenta a la hora de hacer una reforma completa de la cocina. Es hora de coger papel y lápiz y comenzar a idear la cocina de tus sueños.

renovar la cocina

¿Extensión del salón?: Cocina abierta o cerrada

Actualmente, podemos encontrar dos tipos de cocina. Las abiertas, que comunican directamente con el salón o cuarto de estar, y las cocinas cerradas. Las primeras son la tendencia en este momento. Con ellas lograrás tener más luz natural en la estancia, logrando una atmosfera más agradable y un ahorro en la factura eléctrica.

Asimismo, al tirar tabiques para lograr el espacio abierto, consigues una sensación de amplitud para lograr un espacio familiar y social donde tener un punto de reunión mientras se hace la comida.

Sin embargo, si eres una persona muy sensible con los olores o el ruido, esta no es tu cocina, ya que es más propensa a que entren ruidos de la campana extractora o los olores de lo que estés cocinando a las demás estancias de tu casa.

Elige la forma acorde con el espacio de la cocina:

La distribución del espacio en esta estancia es fundamental. Los metros cuadrados van a determinar la funcionalidad de la habitación, así como la ubicación de las tres principales áreas de la cocina: almacenamiento, lavados y cocinado. Podemos encontrar 5 tipos de cocinas:

  • Forma en U: Ideal para espacios grandes. En esta distribución hay que tener en cuenta los muebles rinconeros para aprovechar todo el espacio que nos brinda esta cocina.
  • Forma en L: La más común entre las familiares. Da pie a que se puedan colocar sillas y una mesa, ya que es ideal para cualquier tamaño. Con esta obra ganarás agilidad y rapidez.
  • En paralelo: Esta reforma es aconsejable para una estancia amplia y larga para que el movimiento por la cocina no sea complicado. Colocarás muebles y electrodomésticos enfrentados.
  • En isla: Son las que más espacio necesitan. Suelen incorporarse en casas que estén pensadas para ser diáfanas. Si tienes la oportunidad de llevar a cabo una obra de este tipo, tendrás un espacio de trabajo y un espacio para comer en el mismo sitio.
  • Lineal: Sería la cocina más sencilla de todas. Perfecta para una cocina alargada y estrecha. Las zonas del fregadero o de cocción se suelen situar en el centro.

 

Protegida por las cuatro paredes

Junto con los cuartos de baño, la cocina es la estancia que más frecuentamos. Nos levantamos y cogemos el desayuno. Por la noche, preparamos la cena. Por ello, hay que contar con un suelo y unas paredes a prueba de golpes y suciedad.

Existe un amplio abanico de posibilidades para el revestimiento de suelos y paredes. Las baldosas de gres porcelánico son la opción de muchas personas a la hora de llevar a cabo la obra. En cuanto al alicatado de las paredes, lo más demando es el azulejo porcelánico gracias a su resistencia y la variedad de diseños y colores que dispone. 

Cada cosa en su lugar

Otra cosa a tener en cuenta cuando te metes en una reforma de estas características son las instalaciones que la harán útil: electricidad, agua caliente y fría, salida de humo, gas (en caso de tenerlo).

Una vez decidida su distribución es hora de ver dónde quedarían los electrodomésticos y los demás muebles para evitar sorpresas en un futuro.

¿De gas o de luz?

Actualmente, podremos encontrar las cocinas de gas o de luz cuando vamos a hacer una reforma. Cada una tiene sus pros y sus contras:

  • Las eléctricas son más seguras que las de gas: evitarás quemaduras y fuego.
  • El sabor de las comidas suele ser más natural en las de gas.
  • Las cocinas de gas suelen oxidarse más rápidamente.
  • Las cocinas eléctricas son más fácil de limpiar.
  • Las cocinas de gas son generalmente más económicas que las eléctricas.