Por qué los autoexámenes de cáncer de piel son más importantes que nunca

Publicado en 18/05/2020 por Desi

cáncer de piel examen

Los dermatólogos explican cómo hacerse un control de la piel en el hogar.

Siempre se consideró apropiado que el mes de mayo, cuando la primavera esta acabando y estamos a la espera del verano y muchos de nosotros comenzamos a hacer planes para la playa y comprar nuevos trajes de baño, también es el Mes de Concientización sobre el Cáncer de Piel. Este mes de mayo es diferente, pero incluso mientras nos acurrucamos en el interior, muchos de los imperativos para el cuidado de la piel siguen siendo eso. Sí, aún debes usar protector solar. Y, como nos recuerda el Mes de Concientización sobre el Cáncer de Piel, aún necesita un chequeo de piel.

Lo mejor que puede hacer es un autoexamen de la piel de pies a cabeza una vez al mes y un examen de la piel en persona con un dermatólogo una vez al año o más, si tiene un mayor riesgo de cáncer de piel.

Mientras nos quedamos en casa por el Covid-19, nos hemos visto obligados a tomar coloración del cabello y pedicuras en nuestras propias manos.

El autoexamen de la piel no es tan glamoroso como aprender a teñir el cabello, pero podría salvarte la vida. La detección temprana es más de la mitad de la batalla: cuando se detecta temprano, la tasa de supervivencia es del 99 por ciento.

Cuando los cánceres de piel se detectan y se tratan temprano, son altamente curables. Usted es la mejor persona para notar un cambio temprano en su piel, por lo que los autoexámenes mensuales de la piel son importantes y pueden salvarle la vida. Cualquiera puede hacerse un autoexamen.

Cómo realizar un autoexamen para cáncer de piel

Cada vez que tengan un poco más de tiempo, pongase frente el espejo y mire su piel. Por ejempo cuando te acabas de bañar y todavía no estás vestido, es un buen momento para echar un vistazo y asegurarte de que no haya nada nuevo en tu piel.

cáncer de piel examen-importancia

Entonces: estás desnudo frente al espejo. ¿Ahora que?

El objetivo es buscar cualquier cosa “nueva, cambiante o inusual” en su piel. Busque marcas en la piel que sean asimétricas tiene bordes irregulares, aparecen de color negro, marrón, rojo, blanco o azul, tienen más de seis milímetros de diámetro y han evolucionado en color, forma, tamaño o con nuevos síntomas como sangrado, picazón o en costra.
Una vez que sepa qué buscar, comience usando uno o ambos espejos para examinar su cara, especialmente la nariz, los labios, la boca y las orejas. Luego, revise las manos: palmas, dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas. Luego examine los antebrazos.

Usando su espejo de cuerpo entero, escanee los lados de la parte superior de los brazos y las axilas, así como el pecho, el cuello y el torso.