Bebidas carbonatadas y azucaradas – Por qué son tan nocivas para los niños

Publicado en 24/10/2019 por Alejo

bebidas carbonatadas niña

Las bebidas carbonatadas y las azucaradas son muy perjudiciales para la salud. Y esto comienza desde la infancia. Los niños deben beber regularmente agua y no estas bebidas tan dañinas para el cuerpo humano y más aún cuando se está en pleno crecimiento. Una botella de refresco o gaseosa de 600 ml, no tiene ningún valor nutricional, y contienen  aproximadamente 13 cucharaditas de azúcar agregada. Estamos de acuerdo que el cuerpo requiere algo de azúcar.

bebidas carbonatadas niños

Pero el consumo excesivo puede incrementar el riesgo de diabetes tipo 2 y el aumento de peso. No solo el peso y la diabetes, que ya son preocupantes. También se le suman lo perjudicial que son para la salud ósea y dental, ya que estas bebidas carbonatadas son bastante ácidas. Por muchas razones, las bebidas carbonatadas y azucaradas, no deberían ser una opción de bebida diaria para los niños y tampoco para los ya adultos.

bebidas carbonatadas pequeños

En qué perjudican a los niños las bebidas carbonatadas y azucaradas

Esto realmente es preocupante. Entre los niños y adolescentes con sobrepeso, los pediatras han diagnosticado problemas de salud que solían encontrar solo en adultos. Tales como presión arterial alta, colesterol alto y niveles altos de triglicéridos. Los cuales son factores de riesgo de diabetes como ya mencionamos, al igual que enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

bebidas carbonatadas peso

La salud ósea

Sin duda, el calcio es un nutriente importante. Sobre todo para los niños en sus primeras etapas de la infancia, cuando sus huesos están en crecimiento. La mayoría de las bebidas carbonatadas contienen ácido fosfórico. El ácido fosfórico filtra el calcio de los huesos. Lo que provoca que se debiliten, se vuelvan frágiles y propensos a fracturas.

bebidas carbonatadas fracturas

Si un niño toma regularmente bebidas carbonatadas, obviamente tomara menos leche. Esto, junto con los altos niveles de ácido fosfórico que se consumen, ocasiona serios problemas en la salud ósea en los niños. Y especialmente para las niñas en crecimiento, que corren el mayor riesgo de osteoporosis.

bebidas carbonatadas huesos

La caries dental

El ácido tanto en las bebidas carbonatadas y en las azucaradas, causa caries. Ya que van eliminando el esmalte protector que recubren los dientes. Se ha encontrado que los niños que consumen tres o más tazas de bebidas gaseosas al día, tenían un 46 por ciento más de posibilidades de tener caries.

bebidas carbonatadas carie

El azúcar en el líquido se queda en los dientes y las encías durante algún tiempo. Esto es cuando puede comenzar la caries, incluso antes de que haya aparecido ningún diente. Hay que mencionar que, el azúcar no solo causa caries, los ácidos en los refrescos graban el esmalte dental. El ácido puede comenzar a disolver el esmalte dental en tan solo 20 minutos.

bebidas carbonatadas dentista

Los expertos informan que la pérdida completa del esmalte en los dientes frontales en niños y niñas adolescentes generalmente se beben a estas bebidas carbonatadas. Por este motivo, los expertos recomiendan limitar el consumo de refrescos.  Es muy  importante crearles a los niños una rutina regular de cepillado de dientes tan pronto como aparezca su primer diente.

bebidas carbonatadas dientess

Exceso de peso

Las bebidas azucaradas, son ricas en energía y tienen muy poca nutrición para la dieta de los niños. El ingerir regularmente bebidas azucaradas, puede conducir a un aumento de peso excesivo en los niños. Las bebidas carbonatadas, contiene cero nutrientes y es alta en calorías y azúcar. Es por ello que los estudios determinan un fuerte vínculo entre el consumo de refrescos y la obesidad infantil.

bebidas carbonatadas libras

Pequeño apetito o comedores quisquillosos

Como ya mencionamos, estas bebidas azucaradas están llenas de energía. Y pueden provocar una sensación de llenura en los niños, haciéndolos menos hambrientos a la hora de comer. Para los niños que son algo fastidiosos o quisquillosos, eliminar o limitar las bebidas carbonatadas y azucaradas, es una manera muy útil de estimular el apetito de los niños por otros alimentos más nutritivos y saludable.

bebidas carbonatadas llenura

Es obvio que estas bebidas al disminuir el apetito, los niños tienen menos probabilidades de comer alimentos nutritivos con los niveles recomendados de vitamina A, calcio, magnesio y otros nutrientes importantes. Esta falta de nutrientes importantes para los niños en crecimiento, pueden ocasionar problemas como la anemia por deficiencia de hierro. También un crecimiento deficiente en bebés y niños pequeños, por reemplazan alimentos como la leche materna, fórmula o  alimentos sólidos y saludables por bebidas carbonatadas y azucaradas.

bebidas carbonatadas quisquillosos

Cambio en los hábitos intestinales

Por otra parte, los niños pueden también tener problemas para digerir algunos de los azúcares en las bebidas azucaradas, lo que puede ocasionar diarrea. Esto puede generar un crecimiento lento, ya que el cuerpo pierde regularmente energía y nutrientes. Cuando se eliminan las bebidas carbonatadas y azucaradas de la dieta del niño, pueden mejorar muchísimo sus hábitos y salud.

bebidas carbonatadas baño

Es fundamental recordar que beber refrescos regularmente altera el equilibrio ácido-alcalino del estómago. Desarrollando así, un continuo ambiente ácido en el mismo. Este ambiente ácido prolongado puede desencadenar una inflamación del estómago y en el revestimiento duodenal. Lo que es muy doloroso. Los refrescos también actúan como diuréticos deshidratantes. Al igual que el té, el café y el alcohol, lo cual pueden reprimir la adecuada función digestiva.

bebidas carbonatadas dolores

Otras razones de relevancia

Hay que tomar en cuenta que la mayoría de los refrescos también contienen cafeína. Esta  puede causar dolores de cabeza, malestar estomacal, nerviosismo y problemas para dormir. También se ha asociado últimamente, con algunos problemas de comportamiento y trastornos del sistema nervioso.

bebidas carbonatadas azucar

La cafeína crea dependencia física y modifica el equilibrio normal de la neuroquímica en el cerebro en desarrollo de los niños. La cafeína, consumida en gran cantidad, puede provocar agotamiento suprarrenal, especialmente en niños. Los refrescos contienen de 35 a 38 ml de cafeína por lata de 12 onzas.

bebidas carbonatadas sobrepeso

Y las bebidas dietéticas generalmente contienen mucho más. El aspartamo, el cual es un edulcorante no calórico, y es utilizado en los refrescos de dieta, es una potente toxina cerebral y muy perjudicial para el sistema endocrino, ocasionando daños quizá irreparables.

bebidas carbonatadas tipo2

Los padres pueden hacer la gran diferencia al educar a sus niños sobre lo perjudicial que estas bebidas carbonatas y azucaradas son para ellos. Desde muy pequeños crearles buenos hábitos alimenticios e inculcarles conciencia para su salud y bienestar.

bebidas carbonatadas leche

bebidas carbonatadas cepillo

bebidas carbonatadas hilo