Un número récord de activistas ambientales asesinados en 2019

Publicado en 31/07/2020 por Desi

activistas ambientales cambio-climatico-activistas-asesinados

 

Un récord de 212 activistas ambientales fueron asesinados en 2019, un promedio de más de cuatro muertes por semana, según un nuevo informe de la ONG ambientalista Global Witness. La mayoría de los asesinatos quedaron impunes.

Dado que 2019 ya es el año más mortal registrado para los activistas ambientales Global Witness dice que la cifra real de muertes probablemente sea mucho mayor, ya que muchos casos no se informan.

“Muchos de los peores abusos ambientales y de derechos humanos del mundo están impulsados por la explotación de los recursos naturales y la corrupción en el sistema político y económico mundial”, dijo Rachel Cox, activista de Global Witness.

El informe encontró que los activistas que protestaban contra el desarrollo en el sector minero eran los más expuestos, con 50 muertes de manifestantes en 2019, seguidos por el sector de agronegocios. La industria maderera experimentó el mayor aumento de asesinatos desde 2018, con un 85% más de ataques registrados contra activistas.

La mitad de los asesinatos reportados en 2019 tuvieron lugar en Colombia y Filipinas, con 64 y 43 muertes registradas respectivamente.

Colombia vio el mayor número de asesinatos de activistas ambientales jamás registrado en un solo país desde que Global Witness comenzó a recopilar datos en 2012. Filipinas, que fue el país más mortal para los activistas ambientales en 2018, sigue siendo el país más peligroso de Asia para los defensores del medio ambiente .

El informe también encontró que 2/3 de las muertes en 2019 ocurrieron en América Latina, que ha sido el continente más peligroso para los activistas ambientales desde 2012.

Los pueblos indígenas son asesinados desproporcionadamente por su activismo ambiental, representando el 40% de las muertes en todo el mundo. Desde 2015, 1/3 de los ataques fatales contra activistas ambientales han sido contra personas indígenas (que representan solo el 5% de la población mundial). En Brasil, el 90% de las muertes registradas en el país tuvieron lugar en la Amazonía, donde vive aproximadamente la mitad de las poblaciones indígenas del país. Las mujeres, que representan más del 10% de los activistas asesinados, también se enfrentan a amenazas específicas de género, como la violencia sexual.