5 CONSEJOS PARA DORMIR RÁPIDAMENTE

Publicado en 12/03/2021 por Alejo

dormir rapidamente consejos

Para muchos el momento de dormir es uno de los más angustiantes del día, por las dificultades para conciliar el sueño. Damos vueltas en la cama sin parar, mientras vemos que las horas pasan y la hora de levantarse está cada vez más cerca. Las causas del insomnio pueden ser muy variadas, y van desde problemas de estrés a problemas físicos relacionados con dolores lumbares o de cervicales.

Los científicos llevan años estudiando los hábitos de sueño, y gracias a ello nos proporcionan algunos trucos que pueden ayudarnos a conciliar el sueño con más rapidez. A continuación, podrás encontrar algunos de ellos:

1. Beber un vaso de leche antes de dormir

Es un consejo muy extendido y que siempre hemos oído de nuestras madres y abuelas, y que según los estudios funciona. Uno de los componentes de la leche es el triptófano, que tiene efectos sedantes para el cerebro, ayudando así a conciliar el sueño con más rapidez.

2. Preparar el cuarto

Para dormir plácidamente, lo ideal es hacerlo en un ambiente cómodo que invite al descanso. Es importante dedicar unos minutos cada día a asegurarse de crear un ambiente propicio para el sueño con las siguientes características:

  • Tener una iluminación mínima. Hay personas que prefieren dormir con algo de luz, pero desde un punto de vista científico, lo ideal para dormir bien y que tu cerebro descanse es reducir al máximo la iluminación de la habitación, evitando cualquier fuente de luz, incluida la luz natural
  • La temperatura de la habitación debe oscilar entre los 18 y los 22 grados para conseguir un ambiente adecuado para un descanso óptimo. Demasiado frío o demasiado calor son perjudiciales para un buen descanso.
  • Eliminar cualquier fuente de ruido externo. En caso de que no puedas evitar el ruido, porque tu pareja ronca o tu vecino es muy ruidoso, te recomendamos que utilices tapones para los oídos para conseguir concentrarte y caer en los brazos de Morfeo.

dormir con facilidad

3. Asegúrate de tener un buen colchón

Muchas veces sin razón aparente no conseguimos conciliar el sueño con facilidad. En estos casos, es conveniente plantearse si el equipo de descanso que estás utilizando se adapta a tus necesidades o si necesitas cambiar de colchón. A lo largo de nuestra vida, pasamos por diferentes etapas y en cada una de ellas nuestras necesidades de sueño son diferentes. Nuestro colchón, debe adaptarse a nuestra morfología, peso, altura… y por supuesto estar compuesto por materiales de alta calidad. Existen muchos tipos de colchones, como por ejemplo el colchón viscoelástico, que se adapta perfectamente a las curvaturas del cuerpo, proporcionado un máximo confort.

4. Haz deporte

Practicar ejercicio moderado es una muy buena alternativa para relajar cuerpo y mente y prepararse para el descanso. Durante el ejercicio,  nos centramos en la respiración y en la actividad que estamos realizando, por lo que conseguimos desconectar, y relajarnos para dormir mejor. Sin embargo, no está recomendado realizar ejercicio en las 3 horas antes de acostarse ya que puede ser contraproducente para conseguir un sueño de calidad. Esto de sebe a que el ejercicio físico estimula el sistema nervioso autonómico y hasta que no se relaja, no te puedes dormir.

5. Sigue una rutina de sueño

Es importante mantener unos horarios fijos de sueño en el tiempo para obtener un descanso de calidad. El reloj biológico controla nuestro ritmo circadiano, que se repite cada 24h,  acoplando nuestros ciclos de sueño y vigilia a los ciclos noche-día. Para poder conciliar el sueño con más rapidez, debes acostarte y despertarte a la misma hora (por lo menos 6 días a la semana) . De esta manera, tu cuerpo y mente poco a poco se acostumbran a ese horario y no sólo desarrollarás la capacidad no solo de conciliar el sueño cuando se acerca la hora de dormir, sino que también te será más fácil despertarte en el horario establecido.